Una mujer perdió el cartílago de su oreja por un mordisco que le propinó su pareja. Ella se negó a mostrarle los escritos que tenía en su celular. El hecho ocurrió en el Plan 3000 de Santa Cruz de la Sierra.

La víctima llevaba cinco meses distanciada de su pareja quien la golpeó y le quitó el aparato electrónico.

“Me golpeó con mi propio celular y luego sentí que me abrazo mordiendo mi oreja. Siempre me celaba, no le gustaba que platique con nadie ni que salga con mis amigas”, relató ella.

Llama la atención que los familiares de la mujer, quienes presenciaron la golpiza, no hicieron nada, menos llamaron a la Policía.

El domingo, el hombre fue encontrado en el domicilio de sus padres bajo efectos del alcohol. De acuerdo con el informe forense, la víctima tiene 20 días de impedimento y debe ser sometida a una cirugía reconstructiva.

Deja un comentario