La Alcaldía aún no resuelve la compra de una planta de oxígeno medicinal

Bajo el argumento de que demoraría demasiado en llegar, el Gobierno Municipal descartó propuestas y aún no toma una decisión para abastecer al hospital de San Antonio

Gabriel Morales/El Andaluz

El secretario de Salud del Gobierno Municipal de Tarija, Paul Mendoza, informó que la Comisión responsable de evaluar las propuestas para la compra de una planta de oxígeno medicinal, ha optado por declarar desierta la licitación y puso en vilo a los familiares de pacientes afectados por el Covid-19 y que necesitan urgentemente este insumo.

El argumento de las autoridades ediles es que las cinco empresas proponentes ofrecieron emplazar la planta de oxigeno entre 30 y 40 días después de la firma de contrato, incluso más, por ello se descartó este proceso y aún no hay certidumbre sobre lo que pasará con el desabastecimiento en el segundo nivel del sistema sanitario en Tarija.

“Ninguna de las empresas cumplió con la especificación técnica del DBC (Documento Base de Contrataciones), nosotros hemos solicitado que los equipos o la planta de oxígeno nos llegue a la ciudad de Tarija hasta en 15 días, en este caso en el Hospital San Antonio, desgraciadamente las empresas no han cumplido con esto, una de ellas dice que en 40 días puede poner la planta, la otra 35 días, otra 60, la comisión calificadora ha procedido a descartarlas”, declaró el secretario mediante una conferencia de prensa brindada en la Sala de Prensa de la Alcaldía.

En ese orden, la autoridad insinuó que ya se ha iniciado el proceso de “conversación” con proveedoras de equipamiento médico, en aras de concretar una compra directa al menos hasta la próxima semana.

“La parte técnica, administrativa y legal, está reuniéndose con las empresas que puedan cumplir lo que solicitamos y vamos a ver la mejor opción, en el transcurso del tiempo y la brevedad posible, lo que nosotros queremos es que la planta de oxígeno entre en funcionamiento inmediatamente”, agregó.

En la carrera a contrarreloj que representa el combate en primera línea de la pandemia, el oxígeno se ha convertido en el insumo más requerido por los sistemas de salud, dando lugar a cuestionamientos sobre la brevedad con la que las autoridades logran abastecer los nosocomios y, con ello, salvar vidas.

El alcalde municipal de Tarija, Johnny Torres, aseveró que “no sirve aceptar un generador de oxígeno que demore entre 45 y 60 días” en llegar a nuestra ciudad, desplazando el factor económico a un segundo plano.

“Se va a hacer una nueva consulta al Ministerio de Salud, la decisión es de los biomédicos, no mía, de manera informal hemos recibido como 20 propuestas para una planta de oxígeno, pero si estas no se ajustan al tiempo no es necesario ni siquiera revisar la calidad, la convocatoria era prácticamente a plantas que ya deben estar en el territorio nacional, pero si alguien nos ofrece ir a traer una planta desde Alemania lleva 45 días, puesta en marcha 15 días, ya son 60, nosotros no descartamos nada, lo único que esperamos es que la adquisición se dé en el menor tiempo posible”, apuntó el burgomaestre.

El viceministro de los Derechos del Usuario, Jorge Silva, destacó que hasta la fecha, Bolivia recibió ingentes cantidades de oxígeno medicinal de otros países, Brasil ayudó con 22,5 toneladas de 320 acordadas, 60 de Argentina y otras 30 provenientes de Chile.

Las exportaciones de esos tres países, que asumen valores humanitarios ante la crisis sanitaria provocada por la enfermedad, se suman a producciones locales, explicó.

El objetivo ahora con esas disponibilidades es atender con mayor énfasis la demanda de los departamentos más afectados como Cochabamba, Tarija, Santa Cruz y Oruro y que los gobiernos subnacionales contribuyan a ello, aseveró el funcionario.

La tercera ola de contagios del virus se halla en ascenso en el país, generando el mayor número de infectados y pérdidas de vidas de toda la pandemia, incluidas personas necesitadas del aire para su ventilación.

Deja un comentario