El exministro de Gobierno, Arturo Murillo, lleva tres semanas arrestado en Estados Unidos por cargos de lavado de dinero y sobornos, debido a que investigaciones revelan que tien una empresa en el estado de Florida, en el país norteamericano.

Un informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, señala que el exministro tenía una empresa en el estado de Florida, (EEUU). Otro informe anterior, que identifica a la exautoridad como (coconspirador 1) dice que estaba asociado con Luis Berkman, uno de los dueños de Bravo Tactical Solutions (BTS), la empresa que fue intermediaria en la venta de gases lacrimógenos.

El documento indica que Murillo es “propietario de una empresa con sede en Florida”, por lo que la justicia de ese país lo procesa por los delitos de lavado de dinero y soborno.

Noticias de Bolivia

Deja un comentario