El Deber

Las cuentas bancarias de la empresa Petrobras Bolivia están congeladas por orden de la jueza agroambiental, Verónica Hesse De Los Ríos, de la localidad de Entre Ríos (Tarija), desde el 14 de abril pasado, según una carta de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Según empresas proveedoras del sector, Petrobras comunicó que no puede hacer efectivo pagos pendientes debido al congelamiento de sus cuentas por la medida cautelar. La jueza Hesse fijó el pago de $us 61,1 millones por el uso de predio de la familia Baldivieso Vacaflor en una primera instancia del juicio.

El 14 de este mes, según Petrobras, se cumplirán dos meses del congelamiento de las cuentas bancarias de la compañía que apeló el fallo ante el Tribunal Agroambiental en Sucre. La empresa de capitales brasileños exige la revisión de la sentencia por considerar que hay fuertes indicios de ilegalidad en la demanda interpuesta por los supuestos propietarios.

Petrobras obtuvo el derecho a explorar en el campo San Alberto en 1996 y la familia Baldivieso Vacaflor reclamó ante el tribunal los derechos sobre la tierra en 2018 con la presentación de un título de propiedad de 1971. Asimismo, se informó que la parte demandante obtuvo en el tribunal la disolución de una venta de la propiedad realizada en 1973 a una empresa maderera con efectos retroactivos.

El campo San Alberto, situado en el municipio de Caraparí (Tarija), es operado por Petrobras con una participación del 35% y tiene como socios a YPFB Andina, subsidiaria de YPFB Corporación y Repsol con el 50%, y Total con el 15%.

Deja un comentario