El Andaluz / Yacuiba

Inocencia Franco, ejecutiva de la Central de Mujeres Indígenas Originarias Campesinas Bartolina Sisa, denunció ayer que Juana Ortega, una de sus afiliadas que funge como asambleísta regional, es discriminada en la Asamblea Regional porque no se le dio un vehículo para su movilización como al resto.

“Hay discriminación contra Juana Ortega. Nosotras lo rechazamos, más si viene de un profesional, una persona instruida; ella siempre nos comenta. Pedimos que haya respeto para ella, ni una movilidad le han dado para que se mueva, cuando otros tienen y aparecen de un lado a otro”, sostuvo la dirigente.

Ortega era dirigente de las Bartolinas antes de ser posesionada como asambleísta regional el 3 de mayo. Ella es representante de este grupo en las filas del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Franco citó como ejemplo que en una reciente reunión en Caiza se requería a Ortega; sin embargo, llegaron otros asambleístas. “Los otros llegan y ella no llega, y la necesitábamos, no tiene su movilidad, cómo se va a mover, eso es discriminación. Ahí dentro hay una rosca, sabemos quiénes son, después vamos a decir quiénes son”.

La dirigente sostuvo que la organización defenderá “a la clase media”. “Nosotras como Bartolinas no somos corruptas, voy a estar al lado de ella, defendiéndola y asesorándola”.

Deja un comentario