Huachacalla no cumple cuarentena y celebra fiesta patronal con famoso dúo alemán Modern Talking

Al jolgorio se sumaron La Banda de Lechuga y otros 10 grupos de música tropical, que llegaron hasta dicha localidad que es considerada una de las grandes capitales del contrabando en Bolivia. Mientras están en plena jarana, Oruro busca hacer frente al Covid-19.

En Huachacalla, una localidad orureña ubicada en la ruta Pisiga-Oruro, no saben de cuarentena, pese a que la medida fue dictada por las autoridades para dar freno a los contagios y reducir la tercera ola de Covid-19 que atraviesa el país. Es más, en dicha población se dan el lujo de celebrar su fiesta patronal con eventos masivos que resaltan por la presencia de grupos internacionales, entre ellos el famoso  dúo alemán Modern Talking, de los años 80 (reconocido por sus éxitos Brother Louie, Cheri Cheri Lady, entre otros ligados a la movida eurodisco).

Más pudo la tradición popular en esta región, que es considerada una de la capitales del contrabando y donde no existen controles. Al parecer eso está por encima de la emergencia sanitaria que golpea a los orureños. Los festejos iniciaron el 2 de junio y se extendieron hasta el fin de semana, celebración que se da en honor de San Antonio de Padua y Corpus Christi.

Al dúo alemán (que se separó en 2017 y se reunió para el evento en Bolivia) se sumaron otros grupos como la Banda Poopó, La Banda de Lechuga y otros 10 grupos de música tropical. Es más, los artistas se dieron el tiempo de compartir sus contactos y pedir a los presentes que los sigan llamando para amenizar sus fiestas.

No es la primera vez que grupos de esta índole llegan hasta la región altiplánica, en el pasado también Mr. President dio un concierto en la región.

Las imágenes que se pueden ver a través de las plataformas digitales son evidentes en la aglomeración de personas, la falta de uso se barbijo, el consumo de bebidas alcohólicas y la presencia de residentes de otras regiones y países (incluidos los grupos musicales) que no se conoce cómo cruzaron hasta el territorio nacional (la frontera argentina está cerrada), según reseña el periódico La Patria.

El alcalde del mencionado municipio, Iván Rodríguez Mamani, emitió algunos mensajes en su cuenta de Facebook dando a conocer que vanos fueron los intentos de frenar la actividad; los pasantes esperaron dos años y quieren cumplir con las costumbres de dicha región.

El Deber

Deja un comentario