Vintage Petroleum Boliviana Contamina suelos de Tarija con Mercurio y otros venenos

Según los habitantes de El Alambrado, zona de Villa Montes, desde hace meses han solicitado reunión con representantes de la empresa Vintage Petroleum Boliviana, sin tener respuesta. Hicieron su propio muestreo del agua, que dicen les dio la razón.

Ya llevan un buen tiempo con cartas de ida y de vuelta, hasta que hicieron ‘vaquita’ y contrataron a un consultor experto en el tema, que los está asesorando.

Los habitantes de la comunidad El Alambrado, de Villa Montes, con resultados de laboratorio en mano, denunciaron públicamente a la empresa Vintage Petroleum Boliviana, que opera en la zona, por tirar sus aguas de producción en los caminos, y con altas concentraciones de mercurio.

Recientemente fueron escuchados por las autoridades municipales y departamentales. Nataniel Ordóñez, vecino de la zona, explicó que ya se realizaron dos inspecciones con los funcionarios del Gobierno municipal. «La primera fue un recorrido visual, y en la segunda se realizó una toma de muestras, que se convirtieron en informes que ya fueron socializados, llegaron a la Secretaría Departamental de Medio Ambiente, que debe elevarlo al Ministerio de Medio Ambiente», explicó y compartió sus preocupaciones.

Dice que Vintage trabaja para el Estado y el Ministerio de Medio Ambiente. Al ser parte del Estado, les genera dudas. «Ahí está el trabajo duro, que no se pierda esta información y los comunarios tengamos que vivir en medio de arreglos políticos o de intereses. Tenemos el apoyo de las autoridades locales y pedimos que sigan apoyando», aseveró.

Según Ordóñez, ya se llevaron a cabo bloqueos, cuatro convocatorias a reunión a la empresa, pero dice que solo recibieron cartas de rechazo. 

Limberg Ordóñez, también habitante de El Alambrado, alertó «hablamos de mercurio, es preocupante, con pruebas de laboratorio certificado. Qué hace YPFB, el ente fiscalizador, para qué está, qué hace el fiscal socioambiental», insistió.

Para Ordóñez, lo más preocupante es que la empresa lleva 15 años vertiendo sus aguas de producción en los caminos de la zona, y con metales pesados. «La empresa se encuentra trabajando en las cabeceras, y estas aguas subterráneas se están inyectando sin tratamiento. La ley les permite inyectarlas, pero tras un tratamiento especial por el mercurio, deben tener un manejo ambiental, ficha, pero lamentablemente hasta el momento no se sabe si tienen», dijo.

Daniel Carrillo, asambleísta regional, confirmó que ha participado en reuniones con los comunarios de El Alambrado, con colegas asambleístas, concejales, Alcaldía, Gobernación y otras entidades, para conocer la problemática de la contaminación que produce la empresa, «que parece que no está siendo fiscalizada como se debe». 

Según Carrillo, es preocupante y el problema viene desde hace tiempo. «Tenemos que buscar formas de representación para las demandas de El Alambrado por la contaminación, además de la falta de contratación de personal de la zona de parte de la empresa, y lo mismo sucede en Villa Montes, en Yacuiba y en Caraparí», dijo para las noticias de Bolivia.

En carta del 13 de abril de 2021, firmada por Eva Calvimontes, encargada socioambiental de Vintage, la empresa se excusa de asistir a una convocatoria a reunión de parte de El Alambrado, debido a otras obligaciones, y además rechaza «cualquier denuncia falsa de contaminación e impacto ambiental», debido a que están permanentemente «supervisados por las autoridades en la materia».

El 28 de mayo, la empresa volvió a contestar a los comunarios, insistiendo en que la toma de muestras debe ser realizada por autoridades llamadas por ley y que ellos no tenían conocimiento de esas tomas. «Nos sorprende que esas gestiones hubieran sido realizadas de forma unilateral y sin coordinación con nuestra empresa», dice la respuesta escrita.

Desde la empresa Vintage informaron, extraoficialmente, que en los próximos días se reunirán con los vecinos. De parte de YPFB dijeron que gestionarían una respuesta a las alusiones.

El Deber

Deja un comentario