Dos hermanitos de 13 y 3 años se intoxican con monóxido de carbono, uno murió

Los menores al sentir un frío intenso se llevaron unas brasas a su habitación para calentarse, el cual por su alta toxicidad los llegó a afectar mientras dormían.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Dos niños de 13 y 3 años se intoxicaron con monóxido de carbono, el cual emanó de unas brasas que se habrían llevado a su habitación para calentarse del frío el pasado martes en la madrugada, en un domicilio del barrio el Baisal,  a consecuencia uno de ellos murió  y el otro fue hospitalizado en la sala de pediatría.

Luis Escobar, director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), informó que dos niños se intoxicaron con monóxido de carbono, luego de que los mismos pusieron brazas en su cuarto para poder calentarse. Uno de ellos, de 13 años perdió la vida y el otro de 3 años se encuentra en la unidad de terapia intensiva con diagnostico reservado.

“El hecho se habría suscitado en la zona de El Baisal y de inmediato fueron trasladados al hospital San Juan de Dios, sin embargo, la data de la muerte del menor es de 5 a 10 horas tras la intervención policial”, explicó Escobar.

En parte personal médico de turno, informó que, uno de los menores llegó al hospital sin signos de vida al servicio de emergencias, sin embargo; en tanto el otro niño llegó de manera oportuna y ahora se recupera, por tal motivo se  lo derivó al área de pediatría.

“Cuando han llegado, el niño de 13 años de edad ya había perdido la vida, y lo que se conoce es que por la temporada de invierno están llevando brazas a las habitaciones y cuando son cuartos pequeños y cerrados es que por el monóxido de carbono se intoxican”, dijo el médico de emergencias.

La Policía, atraves de Escobar, recomendó que, los padres de familia no abandonen a sus hijos y en las noches puedan taparles con brazadas más gruesas y así evitar fatalidades.

Intoxicarse con monóxido de carbono

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color pero muy peligroso. Puede causar súbitamente una enfermedad y la muerte. El CO se encuentra en el humo de la combustión, como lo es el expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción. El CO proveniente de estos humos puede acumularse en lugares que no tienen una buena circulación de aire fresco. Una persona puede envenenarse al respirarlos.

Deja un comentario