Clínicas piden hasta Bs10 mil de garantía y oxígeno para atender pacientes con Covid

Los establecimientos privados justifican que sus proveedores restringieron las entregas del gas medicinal. Cochabamba decretó cuarentena mixta por siete días, mientras que Tarija determinó aplicar un encapsulamiento el próximo domingo.

La sobresaturación del sistema público en el pico de la pandemia obliga a los familiares de pacientes con coronavirus a recurrir a las clínicas privadas, donde les exigen el pago de garantías de hasta Bs 10.000 y la provisión de oxígeno como condición para atender a sus enfermos.

Así lo confirman los testimonios de algunos familiares afectados, que se ven obligados a aceptar esas condiciones con tal de que sus enfermos no pierdan la vida en sus domicilios o en plena búsqueda de espacio de hospital en hospital.

La pandemia golpea como nunca a Santa Cruz y agudiza el drama de la gente por conseguir el escaso gas medicinal, además de espacios en las terapias intensivas que están copadas. Ayer nuevamente Santa Cruz registró una alta cifra de contagios, alcanzando 1.165 casos nuevos 41 muertes por este virus, mientras que los pacientes en terapia intensiva alcanzaban los 159. Se trata de la segunda cifra de contagios más alta en lo que va del año, después del 21 de enero cuando hubo 1.197 casos positivos.

En medio de esta situación, los familiares de pacientes deben enfrentarse a condiciones que nunca antes habían visto para internar a sus pacientes en algunas clínicas privadas, como el compromiso de encargarse de proveer el oxígeno medicinal.

Este es el caso de Rolando Arias que tiene a su suegra internada hace dos semanas en una clínica privada en Montero. “¿Sabe qué le dicen a uno cuando llega con su familiar (a la clínica)?, que tiene que comprar diez tubos de oxígeno para garantizar su atención. Es lamentable”, manifestó Arias, que junto a sus familiares hacen fila para comprar el gas necesario para que los pacientes con problemas pulmonares puedan seguir respirando. Su suegra es una de ellas.

A otros, como Juan Carlos J., les preocupa conseguir recursos para cubrir los altos costos de internación en el sector privado.

Después de varios días de búsqueda, este lunes Juan Carlos encontró espacio para internar a su familiar en una clínica privada de la capital; sin embargo, cuenta que para admitirlo le pidieron un depósito de Bs 10.000 como garantía y un pago de Bs 5.000 por día por la cama de terapia intensiva.

El Deber

Deja un comentario