Buscan a un tercer implicado en el asesinato de el “sueñitos”

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

El Tribunal de Sentencia Primero de la Capital, el pasado martes, dictó sentencia condenatoria en contra de Elar Alejandro Hoyos, alias “El Alejo”, por asesinaar junto  a otros dos a  José Luis Gutiérrez Castillo, conocido como “El Sueñitos”, por lo que se le estableció al sujeto una pena de 30 años de privación de libertad que deberá cumplir en el penal de Morros Blancos.

Gustavo Medina, abogado de la familia de la víctima informó que existe satisfacción por el fallo emitido por las autoridades jurisdiccionales, ya que este sujeto estará detenido hasta el 2048.

“La familia de la víctima se encuentra conforme con la sentencia determinada, toda vez de que han obtenido justicia para uno de los autores del asesinato. En consecuencia, los mismos esperan que ahora pueda descansar en paz y tienen la esperanza de que en las próximas semanas o meses se pueda identificar al otro autor”, dijo Medina.

En este caso participaron tres, El Alejo, el Dumbo, quien tenia 14 años, el año 2016, en septiembre juno a otro tercero, este ultimo hasta la fecha esta prófugo, pues vivía en situación de calle.

“ Uno de ellos era menor de edad y que tenía 14 años cuando ocurrió el hecho. Para el Código de la Niñez y Adolescencia es una persona inimputable, que ni siquiera es sujeto a responsabilidad penal en el Juzgado de la Niñez y Adolescencia.  El otro no se sabe nada hasta la fecha”, dijo el abogado.

Antecedentes

El hecho ocurrió el 11 de septiembre de 2016 en inmediaciones del puente Bicentenario.

“En esa fecha, a llamado de la Central de Comunicaciones CADI, funcionarios policiales se constituyeron al lugar a verificar el hallazgo de un cadáver de la víctima, mismo que se encontraba sumergido a orillas del río Guadalquivir”, explicó.

Arce indicó que luego de realizarse la autopsia de ley, se determinó que la data de la muerte sería de entre seis a 12 horas y que la causa del deceso era un traumatismo facial severo, concluyéndose que se trataría de una muerte violenta.

Deja un comentario