Guardia Municipal interviene fiestas con al menos 100 menores de edad

El Andaluz / Yacuiba

Sin barbijos y en estado de ebriedad, en esas condiciones fue hallado al menos un centenar de menores de edad en locales nocturnos y una fiesta particular en horas de la madrugada, pese a las restricciones de circulación solo hasta la medianoche. La Guardia Municipal y la Policía recorrieron distintos barrios de Yacuiba el fin de semana.

La Guardia Municipal se volcó a realizar operativos entre el sábado y la madrugada del domingo en locales y centros de diversión de diferentes barrios de Yacuiba para garantizar el cumplimiento de las restricciones del Comité Operativo de Emergencia Municipal (COEM), que estableció la medianoche como hora tope para la circulación vehicular y peatonal

No obstante, el grupo se topó con locales abiertos más allá de lo permitido y sin acatar las medidas de bioseguridad en cuanto al aforo permitido (50%), el uso del barbijo y el distanciamiento entre las mesas. La Dirección de Seguridad Ciudadana informó que realizó los operativos con base en las denuncias de los mismos vecinos.

“Hemos tenido bastantes denuncias, los locales insisten en funcionar después de las 12:00 pese a las restricciones. En uno de ellos hemos visto por lo menos a 150 personas en un espacio de 4×4. Esto ya es el colmo, nos exponen a todos al contagio”, cuestionó el director de Seguridad Ciudadana, Jorge Sainés.

En un local nocturno que no contaba con permiso de funcionamiento, en la avenida Libertadores, encontraron incluso a menores de edad. En el espacio no se cumplían con las medidas de bioseguridad correspondientes. Unos 50 jóvenes, entre ellos menores de edad, salieron del lugar con los rostros cubiertos.

“Este local será clausurado porque además tenía menores de edad. Este local no tiene licencia, ni cuenta con las medidas de bioseguridad. Sabemos quién es el propietario, ya se le notificó una vez, no es la primera vez, ya ha incurrido. Cabe recordar que las personas que permiten esto son pasibles a procesos por atentar contra la salud de la población”, indicó Sainés.

El propietario del lugar aseguró que contrató a guardias privados para que controlen la cantidad de personas permitida y que no ingresen menores de edad. “Yo no sabía de esto, yo no estaba aquí, estaba en mis otros negocios”, arguyó.

Mientras que en el barrio La Playa, los policías y guardias municipales intervinieron una casa privada ante el reclamo de los vecinos. Del lugar salieron unos cincuenta menores de edad en estado de ebriedad.

“Son fiestas clandestinas en casas particulares, la mayoría son menores de edad, hombres y mujeres. Nosotros solo hacemos el control correspondiente, hemos recibido denuncias y hemos venido. Vamos a sancionar a las personas que hicieron la fiesta en este lugar”, mencionó Sainés, quien encabezó los operativos.

Deja un comentario