Muere un bebé prematuro, los médicos adelantaron el parto para salvar a su madre

Intubada y con un cuadro complicado de Covid-19, Yalena Murillo tuvo que ser sometida a una cesárea adelantada, a las 26 semanas de gestación, para poder recibir medicamentos fuertes que le permitieron superar la enfermedad, pero el desenlace fue fatal.

«Los médicos necesitaban que el bebé nazca para que me puedan medicar para salvarme y no afectar al bebé con los medicamentos que son mucho más fuertes. Era una opción para tratar de salvarnos a los dos», mencionó a Noticias de Bolivia.

El bebé fue puesto en una incubadora para salvaguardar su vida, empero no soportó mucho tiempo y pereció.

Noticias de Bolivia

Deja un comentario