La restricción horaria pone “en jaque” a la economía en Tarija

Gabriel Morales Espíndola/El Andaluz

Hoy se desarrollará una nueva reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), para evaluar la efectividad de las disposiciones que rigieron la pasada semana, entre cuestionamientos y presiones de distintos sectores, el encapsulamiento dejó un cúmulo de negocios advertidos con el cierre definitivo por no acatar a cabalidad las restricciones y aún es incierto el futuro de la capital tarijeña.

Optar por no cumplir el horario permitido para las actividades comerciales, entre las 04.00 y las 22.00 de lunes a sábado, puede significar unos pesos más en el bolsillo, pero un gran perjuicio en caso de ser sorprendido por las autoridades responsables del control respectivo, que no dudaron en remitir las advertencias pertinentes y otros tantos avisos.

El director de la Unidad de Ingresos del Gobierno Municipal de Tarija, Gustavo Carvajal Llanque, informó que, en el lapso de siete días, se ha realizado la clausura de doce comercios que atendían a deshoras de la noche y se procedió a la emisión de notificaciones a otros tantos.

“De acuerdo a eso nosotros estamos actuando en lo que pueda competer la normativa, por ejemplo, hay licorerías que figuran como almacenes, pero siguen expendiendo las bebidas alcohólicas, se está notificando porque hay lugares donde no se tiene la licencia de funcionamiento, tienen que apersonarse a la Dirección de Ingresos y regularizar su situación”, argumentó.

En ese espíritu, el funcionario señaló que los doce locales clausurados en los últimos días hicieron un uso indebido de las licencias otorgadas por el Gobierno Municipal, toda vez que las tramitan con un fin específico como la venta de comidas, pero en la práctica, terminan por realizar otras actividades como la venta de alcohol.

Esto amerita una sanción económica que deberá correr por parte de la Dirección de Ingresos, que ya puso en marcha el cronograma de controles coordinados con la Guardia Municipal e Intendencia, desde que el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) instruyó la restricción nocturna.

Las batidas están fijadas en la verificación de los documentos en cada local que se encuentre en funcionamiento en las rutas estratégicas fijadas por las autoridades municipales, un claro ejemplo es lo ocurrido con el local El Vallecito, que fue clausurado “por cinco días” por no regirse en la normativa vigente para abrir sus puertas en plena pandemia.

“Todos los locales que están incumpliendo, nosotros estamos procediendo como manda la normativa, el viernes hemos clausurado El Vallecito, bajo un proceso administrativo, ahora tienen una multa de 2.500 UFVs (Unidad de Fomento a la Vivienda), en tema de salud, el incumplimiento de las medidas de bioseguridad corre por cuenta del Ministerio Público, nosotros somos una entidad recaudadora”, acotó Carvajal, en contacto con El Andaluz.

El primer pantallazo de las medidas de contingencia planificadas por las autoridades, dejó un manto de zozobra entre el sector de la población que vive de la jornada, en su mayoría comerciantes formales e informales, quienes tendrán hoy una oportunidad para presentar sus solicitudes de diálogo ante el Gobierno Departamental y la Alcaldía a través de sus asociaciones, sindicatos y federaciones, según anunció el burgomaestre, Johnny Torres Terzo.

Para tener una idea de lo que se aproxima, basta con conocer el reporte emanado por la Intendencia Municipal, que sólo en la jornada del domingo cerró cincuenta tiendas de barrio por atender al público en pleno encapsulamiento.

“Personal de la Intendencia trabajo desde las 06.00 hasta las 19.00, en dos grupos, logrando notificar y cerrando alrededor de 50 tiendas, estamos muy contentos y felicitamos a la población ya que no se ha visto ninguna feria abierta, el sector del Mercado Campesino, la Gamoneda, el encapsulamiento fue contundente, lo que hemos hecho es informar sobre las normativas vigentes a los locales que no acataron las disposiciones”, manifestó la intendente de Tarija, Rosa Mendoza. La funcionaria edil mencionó un dato llamativo al dar su informe, ocurre que la gran mayoría de los dueños de comercios afirman “desconocer” que la jornada de encapsulamiento consiste en no abrir sus puertas, empero este justificativo no condice con el trabajo de socialización de la medida y la amplia cobertura de los medios de comunicación.

Deja un comentario