La educación entre la deserción escolar y los contagios

Osmar Arroyo/El Andaluz

Las falencias en el sistema educativo persisten en el país, a pesar de que desde el gobierno ya se anunció el retorno a las clases presenciales.

La pandemia del covid 19 provocó que la educación pueda adecuarse al sistema digital, lo que ha mostrado las desigualdades que existen en educación, porque no todos pueden acceder a internet para pasar clases y ha provocado una preocupante deserción escolar que en su mayoría afecta a las niñas.

Para el retorno a clases, existen otros temas aún sin resolver y son las condiciones de seguridad para evitar los contagios, al momento en Tarija ya se reportaron profesores y estudiantes que dieron positivo a covid 19.

El diputado por Comunidad Ciudadana (CC) por Tarija, Edwin Rosas indicó que se tienen varios compromisos por parte de las autoridades nacionales para atender y mejorar el sistema educativo en el país, pero no ven que a la fecha se estén cumpliendo.

Por su parte el diputado por Oruro, Orlando Valdez dijo que según datos de Unicef la deserción escolar en Bolivia alcanzaría el 20 por ciento, aunque no se cuentan con datos oficiales por parte de las autoridades de educación.

El diputado Valdez hizo una Petición de Informe Escrito (PIE) para que desde el Ministerio de educación se pueda brindar la información necesaria sobre el tema.

Considera que se requiere de una planificación estratégica en educación, para superar estos problemas que se presentan.

Señaló, que no se tienen datos precisos sobre la deserción escolar por parte del Ministerio de educación, pero que Unicef emitió un informe en el que señala que la deserción escolar estaría por el 20 por ciento.

Valdez dijo que los más perjudicadas son las niñas, porque muchas familias deciden enviar a los niños a clases, pero a las niñas a ayudar a sus madres en un escenario de pandemia.

El pasado mes, el sector del magisterio señaló que la deserción escolar alcanza a un 30 por ciento en todo el país, según una publicación del medio digital Urgentebo.

Contagios

Durante la semana pasada una publicación de un medio local, informó que en Tarija se tienen 304 estudiantes contagiados con covid 19.

Son 148 profesores que también se reporta que están contagiados, la mayoría corresponden a Cercado.

Con esta situación consideran que no se tienen las condiciones necesarias para el retorno a las clases presenciales, como lo anunciaron desde el gobierno nacional.

Ítems

Con respecto a la falta de ítems para educación a nivel nacional, durante la semana pasada las juntas de padres de familia cumplieron medidas de presión para exigir una mayor dotación por parte del gobierno.

Inicialmente se había anunciado la entrega de 1.500 ítems para todo el país, lo que señalaron que era insuficiente para cubrir la demanda que se tiene.

El diputado Edwin Rosas dijo que el gobierno habría llegado a un acuerdo con los padres de familia, con el compromiso de subir la dotación de ítems de 1.500 a 1.700.

Considera que no es suficiente para que los padres de familia dejen de pagar a profesores para que puedan pasar clases en varias unidades educativas.

Remarcó, que todavía se tiene mucho que hacer en educación y que es necesario iniciar el debate con los diferentes sectores sobre si se vuelve o no a clases presenciales.

Mencionó, que un par de veces autoridades del Ministerio de Educación se hicieron presentes en la comisión de Educación y Salud de diputados e hicieron varios compromisos que a la fecha no se cumplen.

El diputado busca que el ministro de Educación, Adrián Quelca pueda llegar a Tarija para atender todas las necesidades dentro del sistema educativo y para que vea las condiciones en las que se encuentran las unidades educativas.

Mencionó, que desde las juntas vecinales se gestionó la construcción de unidades educativas, pero que para la dotación de ítems desde la Dirección Distrital de Educación se pide que primero se haga una campaña para ofertar estudiantes y de ahí recién buscar los ítems, cuando considera que debería al revés, que primero se dota de ítems para que luego se oferte estudiantes, para que no se tropiece con los problemas que se tienen en la actualidad.

Ante la falta de dotación de ítems son los padres de familia los que deben pagar a los profesores que no cuentan con un ítem para que puedan pasar clases.

Por su parte, el diputado Orlando Valdez dijo que en Oruro la situación es similar y que se tiene información que en el municipio de Chipaya, son los padres de familia los que tiene que pagar a los profesores, porque los ítems que da el gobierno son insuficientes.

Ahora con la pandemia, señaló que el acceso a internet es otro de los problemas que se presenta, porque a pesar de haber realizado fuertes inversiones para la compra de un satélite para Bolivia y contar con una empresa de telecomunicaciones estatal, los problemas continúa y el país esta considerado con uno de los servicios de internet más caros de Latinoamérica.

Deja un comentario