Dióxido de cloro aumenta muertes en pacientes con covid-19 en Tarija

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Ingresó Valeria T. a la Unidad de Terapía Intensiva del Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJD)Tarija, no podía respirar, estaba con malestar y se desvaneció, su esposo la llevó de emergencia, había estado en contacto con un familiar infectado con covid-19, se enteraron el día anterior y sospechaban que estaban infectados.

Los doctores realizan el procedimiento, confirman la evolución de la enfermedad, pero, existe algo raro, en los varios análisis que le realizaron y por la descripción de los síntomas, notan que su esófago está mal, esta perforado. Su esposo confirma que consumió dióxido de cloro.

El médico especialista en Terapia Intensiva y jefe de la UTI Covid-19 Tarija, Roberto Mérida, explicó a El Andaluz que actualmente se están registrando cada vez más pacientes que ingresan en estado crítico a su unidad y el dióxido de cloro agrava y empeora su condición, inclusive los lleva a la muerte.

Actualmente cuanta con tres pacientes que tiene el esófago roto a cusa de la ingesta de dióxido de cloro.

La rotura esofágica es un desgarro que penetra en la pared del esófago. Las rupturas pueden ser causadas por procedimientos quirúrgicos, vómitos graves o la ingestión de un pedazo grande de alimento que se quede atascado en el esófago, algo doloroso ahora esta siendo causado por un desinfectante promovido por sectas religiosas.

Mérida indicó que existe otro problema aparte del consumo y es que los pacientes lo niegan. Cuando se tienen estos cuadros de desgarros en el esófago los médicos averiguan las causas por comentarios de parientes o menciones “de refilón”, esto complica la situación.

La situación puede llegar a ser más crítica aun, debido que puede llevar a la muerte directa, El especialista, Roberto Mérida, compartió un nefasto suceso con El Andaluz para las Noticias de Tarija, una farmacéutica de 33 años murió a causa de los daños colaterales del dióxido de cloro.

 “El tórax parecía cartón” dijo Mérida, lo que causó que era imposible entubarla, esto debido al uso y consumo de dióxido de cloro, afecta a los pulmones y hace imposible la entubación a los respiradores.

“Cuando se consume esta sustancia produce una alteración en los radicales libres de oxígeno, produce más cantidad de radicales libres lo que lleva a una fibrosis pulmonar” aseguro, en este estado los pulmones no se expandan de manera debida como el cuerpo lo haría en condiciones saludables.

Mérida lamentó que la población no escuche la evidencia científica y siga consumiendo esta sustancia que hace daño al cuerpo.

Tarija no es el único lugar en que la gente se inmola con dióxido de cloro

En la ciudad de La Paz, el médico cardiólogo del hospital Arco Iris, Juan José Blanco, conversó con El Andaluz para las noticias de Tarija y Bolivia, e indicó que muchas personas ingresaron a emergencia con complicaciones de hemorragias internas, lesiones gastrointestinales, perforación de esófago, a causa del consumo de dióxido de cloro.

El Instituto Nacional de Tórax según explicó Blanco, vinculó al consumo de dióxido de cloro con la fibrosis pulmonar, sin embargo, el estudio de saber si fue el covid o el dióxido de cloro lo que llevó a la lesión pulmonar aun esta en estudio, pero, en los casos de lesiones gastrointestinales la vinculación es directa comentó el galeno.

Blanco aseguró que los casos son mejores en La Paz y están bajando, el año pasado era muy frecuente atender a pacientes con lesiones por el consumo del desinfectante, sin embargo aún existen personas que dañan su salud consumiéndolo.  

El peligro del dióxido de cloro

El dióxido de cloro, producto “milagro” que se ha estado comercializando en internet como sustancia para prevenir y tratar Covid-19, entre muchas otras enfermedades como el cáncer, autismo e infecciones virales; es una sustancia altamente oxidante, que se utiliza como blanqueador en la industria textil y del papel, así como, desinfectante en las plantas de tratamiento de agua. Se puede utilizar como desinfectante de superficies, pero en ninguna circunstancia se debe ingerir; alertó la Dra. Elena Soto Vega, profesora e investigadora de la Escuela en Ciencias de la Salud de la Universidad Anáhuac Puebla. 

La ingesta de dióxido de cloro puede causar síntomas leves como irritación en la boca, esófago y estómago, náuseas, vómito y diarrea; o bien, síntomas graves como problemas hematológicos (hemólisis), enfermedad cardiovascular, renal o síndrome respiratorio agudo. Además, puede producir un descenso en la presión y llegar a causar la muerte de quien lo consume.

En México, Bolivia y varias partes del mundo, los médicos han comenzado a reportar casos de úlceras gastrointestinales, insuficiencia hepática y daño renal por el consumo de dióxido de cloro. En las plataformas de información médica internacionales existen múltiples reportes sobre complicaciones asociadas al consumo del mismo. “El problema del dióxido de cloro es tan grave que, en México, las aseguradoras han tenido que declarar que aquellos pacientes que lo consumen están renunciando a su póliza de seguro de gastos médicos al hacerse un daño intencional”, señaló la especialista. 

El producto que venden en redes sociales de manera ilegal, compuesto por 28% de clorito de sodio, no está registrado en ningún órgano regulador de fármacos en el mundo. Para que un producto se venda como medicamento debe pasar por una serie de investigaciones preclínicas, antes de continuar a su estudio en grupo de control de humanos para determinar la seguridad, toxicidad y eficacia. Para esto pueden pasar varios años antes de que el fármaco salga al mercado, el dióxido de cloro no ha pasado por ninguno de estos estudios.

Los principales organismos reguladores de la Salud en el mundo como la OMS y la FDA, así como la Secretaría de Salud en México, han emitido alertas sobre el consumo de dióxido de cloro y los efectos que pueden tener a la salud. La experta de la Anáhuac Puebla recomienda que los tratamientos para cualquier enfermedad deben ser indicados por un médico, no pueden ser videos de WhatsApp o redes sociales, ya que ponen en riesgo la vida de los individuos.

Deja un comentario