Ordenan aprehensión de Ibarra; su vehículo fue usado en ilícitos

La expresentadora es acusada por dos delitos cometidos en 2020. En el mismo caso, este lunes fue aprehendido y luego imputado un exjefe de la Policía.

Acusada por los delitos de asociación delictuosa y encubrimiento al ejercicio indebido de la profesión, por un caso que data de 2020, la conocida comunicadora y activista  Melissa Ibarra es buscada desde ayer por la Policía. La Fiscalía de La Paz emitió una orden de aprehensión en su contra, luego de que no se presentara a declarar.

Al conocer la citación del Ministerio Público, Ibarra había anunciado que se pronunciaría mediante sus cuentas en redes sociales, pero hasta el cierre de esta edición no lo hizo. 

“Se tenía programada la toma de declaración a la señora Ibarra a horas 10: 00; no se hizo presente y tampoco ha presentado ningún justificativo con relación a su incomparecencia. Es así que el Ministerio Público, conforme lo que  establece el artículo 224 del Código de Procedimiento Penal, ha liberado la orden de aprehensión en contra de esta persona”, anunció el fiscal coordinador de la Fiscalía de La Paz, Sergio Bustillos.

El caso data de mayo de 2020, cuando en un vehículo de su propiedad fueron descubiertas dos personas que utilizaban uniformes del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip), acusadas de extorsionar a vecinos que infringían las restricciones de circulación dispuestas en ese entonces por el Gobierno para poner freno a la pandemia de coronavirus.

Pobladores de la zona Rosales, en el sur de La Paz, denunciaron este hecho y Jesús A. V. S. T. presentó entonces una denuncia formal contra Mauricio F. Z. H. (quien se encontraba en el motorizado) y otras personas. Lo hizo por la presunta comisión del delito de ejercicio indebido de la profesión. El caso recobró fuerza después de un año.

Bustillos explicó ayer que ello se debió a los procedimientos investigativos y a que hubo una resolución inicial de rechazo que fue revertida debido a que no se tomaron declaraciones a los implicados.

Informó que en este tiempo se logró establecer que en el vehículo, un Hyundai blanco de cinco puertas con placa de control 2884NAE, se encontraban uniformes y manillas del Gacip, además de gases lacrimógenos, que habrían sido autorizados por el exjefe de la Dirección de Prevención e Investigación de Robo de Vehículos, Gustavo D. T. G., quien fue aprehendido el lunes y que ahora se encuentra imputado por los delitos de asociación delictuosa, uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes. 

Ibarra habría alegado que le robaron el  motorizado, pero Bustillos aseguró que no presentó una denuncia ante el Ministerio Público ni tampoco ante la Policía, aunque sí lo habría hecho a la empresa aseguradora del vehículo.

Además, el fiscal departamental de La Paz, William Alave, dijo que en la revisión del Hyundai blanco “incluso se halló la llave original del vehículo, lo que nos hace  ver que no fue robado. No se pudo robar con llave original”.

Dijo que, al margen del coronel de la Policía que fue aprehendido en este caso, se investiga a otras personas. “El dato exacto es que tenemos cuatro personas;  ayer (por el lunes) se recibió la declaración del coronel de la Policía, fue detenido y remitido al juez cautelar (…) Tenemos también declaraciones de otras personas, que daremos a conocer en su momento, las mismas que también serán imputadas y sometidas a un juez cautelar”, anunció.

Bustillos informó que el Ministerio Público solicitó la detención preventiva del coronel,  aprehendido en este caso,  y, sobre la posibilidad de que se emitiera una alerta migratoria para evitar que  Ibarra salga del país, respondió: “Está dentro de los convenios que tenemos con Migración; sin embargo,  ya se ha emitido la orden de aprehensión y la Policía la va a ejecutar”.    

Deja un comentario