Aglomeraciones ponen en riesgo a adultos mayores, personal médico pide calma a la población

Gabriel Morales Espíndola/El Andaluz

24.000 dosis de la vacuna china contra el Covid-19, Sinopharm, arribaron a la ciudad de Tarija en pasados días, mediante dos lotes, para reforzar la campaña de inmunización y dar continuidad a la aplicación de las 2 dosis correspondientes para personas mayores de 50 años.

Para este fin, el Gobierno Departamental y el Gobierno Municipal de Tarija, entre otras entidades de la seguridad social, coordinaron la apertura de ambientes de vacunación instalados a lo largo y ancho de nuestra urbe, entre ellos, los centros de salud de Villa Avaroa, Palmarcito, San Jorge, 15 de Noviembre, el Hospital San Antonio, el Centro Cultural Salamanca, el Albergue Municipal, el coliseo 15 de noviembre, la Universidad Domingo Savio y todas las cajas de salud.

Con la habilitación de amplios espacios de espera y la disposición de personal para regir el protocolo de atención médica a la ciudadanía, los horarios de atención van desde las 07.00 a 13.00, otorgando un margen de 6 horas para que el grupo etario correspondiente, acuda a las instalaciones donde se le administrará la primera y segunda dosis, según el lapso que corresponda, empero la gran convocatoria ha terminado por poner en riesgo la salud de adultos mayores, un grupo de riesgo frente a la pandemia.

Luego de haber superado la inoculación de personas mayores de 60 años, el personal de salud debe afrontar un nuevo proceso de vacunación, enfrentando la incertidumbre de atender a potenciales contagiados de coronavirus.

Televisión Andalucía visitó una de las infraestructuras dispuestas para la inmunización, el Centro de Salud Familiar Comunitaria Intercultural (SAFCI) Eduardo Avaroa, que recibió a cientos de personas en la víspera.

Recorriendo la fila de espera, la solicitud de la ampliación de los horarios de atención se hizo conocer vox populi, debido a que gran parte de los beneficiarios acuden a este recinto incluso una noche antes para trasnochar y ganar una buena ubicación, puesto que comúnmente se reparten entre 150 y 200 fichas.

“Yo alcancé la ficha 136, en la posta trabajan solo hasta el mediodía, hay aglomeración de personas y yo creo que la atención debería ser todo el día como en los demás departamentos, están vacunando todo el día, en La Paz incluso los domingos, desde las 4 de la mañana vemos gente haciendo cola”, mencionó uno de los pacientes en espera.

Otra de las entrevistadas afirmó haber llegado a las 06.00, sin embargo, alcanzó la ficha 87, graficando la cantidad de interesados en recibir la vacuna.

En este ámbito, la funcionaria del Programa Ampliado de Inmunización (PAI), Martha Martínez, argumentó que la pasada jornada se ha dispuesto de 200 dosis para vacunar a la población que se apersonó en el mencionado centro de salud, logrando entregar la ficha pertinente a todos los adultos mayores que hacían fila desde la madrugada, pero este fenómeno sorprendió a la salubrista, quien emitió recomendaciones a la ciudadanía.

“La gente no nos comprende que esta vacunación es algo nuevo, nosotros aplicamos las dosis por grupos de 10 personas, es importante que la gente no nos mienta cuando viene a hacerse vacunar, muchos han estado en contacto con familiares contagiados (de Covid) y vienen aquí, ellos tienen que esperar al menos 7 días para ver si están con síntomas o no, es fundamental la sinceridad porque nosotros debemos evaluar que estén en buenas condiciones para la vacuna, porque muchos le van a echar la culpa a la vacuna o a nosotros si después se sienten mal”, aseveró.

En ese entendido, explicó que para inocular “todo el día” se requiere de al menos 500 dosis, una cifra que no ha sido autorizada por el PAI, dependiente del Servicio Departamental de Salud (Sedes) pero, además, entra en escenario otro factor, hay cientos de personas que acuden a recibir atención para cualquier otra enfermedad, obligando al personal a distribuir su tiempo entre la vacunación anticovid y otras patologías al mismo tiempo.

Martínez pidió a la población tarijeña no acudir a los centros de vacunación en caso de presentar síntomas o haber estado en contacto con personas positivas a Covid-19, en virtud de que ponen en riesgo de contagio a los adultos mayores que ya son un grupo vulnerable al virus.

“Lo importante es que la gente nos entienda, que dé su tiempo para la vacuna, que no nos presionen, esta vacuna es diferente porque tienen que esperar al menos media hora para evaluar cómo responden, en ese lapso nosotros preparamos el certificado (de vacunación para entregarles), que se fijen la fecha para volver y qué dosis le hemos aplicado”, acotó.

Deja un comentario