Sujetos matan a golpes a un hombre y le roban, sucedió en el barrio Guadalquivir

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Vecinos del barrio Guadalquivir, encontraron en horas de la mañana del domingo, a un hombre muerto, el mismo que se encontraba boca abajo en un pasaje, bajo una quebrada, donde los policías y la fiscalía se dirigieron y determinaron que murió a golpes, le propinado varias patadas en la cabeza y cara hasta matarlo para luego robarle sus pertenencias.

De acuerdo con lo informado por Álvaro Arce, fiscal de materia, se conoció que al promediar de las 9 de la mañana de ayer, vecinos del barrio Guadalquivir encontraron a un hombre muerto, el mismo vestía una polera negra con cuello, un pantalón jean, y medias blancas. El mismo presentaba hematomas en la cara y en la cabeza.

“Se puede observar a una persona de aproximadamente 30 años, el mismo había sido agredido, se puede observar heridas (…) es una muerte violenta, el occiso esta sin sus pertenencias, sin zapatillas, existen indicios que sería de un caso de asesinato”, dijo Arce.

El funcionario apunto de que, por este lugar, hay personas que son bebedores consuetudinarios, y asimismo la víctima, ya que se encontró cigarrillos y envases de bebidas alcohólicas.

Cerca de las 12.00, llegaron los bomberos de la Policía en una camioneta, en el cual lo trasladaron a la morgue del hospital regional San Juan de Dios (HRSJDD), donde realizaron la autopsia de ley, donde se determinó que la causa de muerte fue por un traumatismo encéfalo craneano cerrado, y edema cerebral.

“Presentaba un infiltrado hemorrágico, provocado por golpes, el hecho habría sucedido en la madrugada (…) solo tiene heridas en la cara y cabeza. La víctima presenta un tatuaje en el antebrazo derecho en forma de una L en imprenta, es de contextura normal, piel mestiza”, dijo un informante.

El vecino que lo encontró, detallo lo sucedido y pidió a las autoridades, iluminar toda la zona, y asimismo a la Policía más control por el lugar, puesto que, por esta zona, pronto funcionara un kínder,

“Como vivo en la parte de arriba, pasaba a las 8 de la mañana, me acerque a él, le toque, y estaba duro, me dio miedo y llame al 110 (…) hay mucha inseguridad por este pasadizo, no tiene luz, está lleno de ramas, en las noches nadie pasa por aquí (señaló el pasaje), es una parte oscura, los fines de semana siempre beben, hay ruidos, voces entre ellos, ríen, gritan”, contó Santiago. O.

En la tarde, varios policías de la FELCC, se dirigieron a la zona, y arrestaron a varios sospechosos, los cuales serían probables autores.

Deja un comentario