El cilindro de gas que explotó en un surtidor presenta soldaduras y malas condiciones

El Andaluz / Yacuiba

De acuerdo con una investigación preliminar de la Policía, el cilindro de gas del vehículo, que explotó el sábado cuando se iba a realizar el carguío en la estación de servicio “El Pacará”, tenía soldaduras y estaba en malas condiciones, lo que está prohibido para la circulación. El conductor es investigado en cuanto a responsabilidades.

“Las investigaciones preliminares de la Unidad de Bomberos señalan que había una cápsula de gas que estaba en malas condiciones, había ciertas soldaduras, cuando el cilindro no tiene que tener nada de eso, tiene que ser una estructura única, sin remiendos, y tampoco se permiten las malas condiciones”, informó ayer el comandante de Frontera Policial, Rubén Serrudo.

La explosión del cilindro de gas ocurrió al promediar las 07:40 del sábado en la estación de servicio “El Pacará”, precisamente cuando el conductor se disponía a cargar gas. El vehículo sufrió severos daños, pues todos sus vidrios se quebraron, y el techo y las puertas quedaron destrozados. Del hecho resultaron dos personas heridas, el conductor y la operadora del surtidor, ubicado en la zona Norte de Yacuiba.

Serrudo detalló que el conductor y la operadora fueron trasladados ese mismo día a un centro médico de urgencia. El parte médico señaló lesiones leves; en el caso del conductor, en el rostro y parte de las manos, pero nada de gravedad.

“La Unidad de Bomberos y la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) tomaron la declaración del conductor para que YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) se constituya y pida un peritaje, incluso al surtidor porque hay que ver si el vehículo tiene la autorización correspondiente. Se lleva adelante la investigación, pero debemos agradecer que no hubo víctimas fatales, solo daños materiales en el vehículo y el surtidor”, agregó.

Seguridad

El jefe policial resaltó que está prohibido el uso de garrafas como reemplazo de los cilindros establecidos por YPFB. “Para nosotros es preocupante esto porque seguramente hay talleres donde hacen este tipo de instalaciones de manera irregular, todo esto va a ser pasado a conocimiento del Ministerio Público”.

Edson Arratia, dirigente del trasporte unificado, precisó el fin de semana que se debe verificar la inspección que hizo el conductor, dónde fue y si cumplió o no con las exigencias. Recordó que los cilindros pasan por una inspección cada año y por una recalificación cada cinco años, que consiste en sacar el cilindro del vehículo para someterlo a una prueba hidráulica.

“Hay que admitir que hay malos conductores que para no perder tiempo pagan un poco menos o más con el fin de que el taller lo habilite en el sistema como aprobado, son malas costumbres que debemos dejar”, manifestó Arratia.

Deja un comentario