Un niño de 8 años se quema su cuerpo con agua hirviente en Yacuiba

El menor se acercó a una olla que hervía en una cocinilla, el cual le cayó encima, por lo que le provocó que sufriera el 16% de su cuerpo quemaduras.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un niño de 8 años se recupera luego que una olla con agua hirviendo le cayó encima, por lo que los médicos señalaron que se encuentra estable y solo con un 16% de quemaduras en su cuerpo, el hecho sucedió en la mañana de este domingo en la localidad de Yacuiba, donde ese momento su mamá preparaba la comida para vender en la calle.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales,  que pese a que el niño había llegado delicado, se pudo determinar que solo presenta quemaduras de segundo grado en un 16% de su cuerpo por lo que pudieron estabilizarlo rápidamente, actualmente está recibiendo los tratamientos correspondientes para su recuperación.

“Sobre el hecho se conoce que cerca de las diez de la mañana del domingo, la madre del pequeño puso un agua a hervir en la cocina, pero el niño se acercó y la empujó, lo que causó que se derramara y le cayera sobre la cabeza, brazo izquierdo y espalda”, dijo un informante.

La madre al escuchar el grito de su hijo se fue hasta donde estaba él y de inmediato pidió ayuda para llevarlo a una clínica particular, pero por presentar quemaduras de segundo grado los médicos de guardia lo refirieron inmediatamente hasta el hospital regional Rubén Zelaya, donde los galenos evaluaron de que debe ser trasladado a Tarija.

“En un momento paso todo, ese rato fui a sacar papá de mi cuarto para pelar, y luego ponerla al agua, no sabía que hacer ese momento, me ayudaron mis vecinos.  Me sentí como madre desesperada, porque mi hijito no soportaba el dolor por las quemaduras que sufrió, ahora está más tranquilo”, contó la madre del niño.

Consejo

Consultado sobre qué precauciones deben tomarse después, resumió: «La piel permanece muy sensible y frágil después de una quemadura y necesita estar protegida. Existen cremas especialmente diseñadas para este propósito. Si la marca de una quemadura permanece roja, más gruesa y pica, lo mejor es consultar. Especialmente porque pueden formarse cicatrices. Es fundamental protegerla del sol». Y, como en casi todos los órdenes de la vida, Ponti resaltó que «el mejor tratamiento es la prevención», y en ese sentido, recomendó:

Las quemaduras son una causa frecuente de internación en niñas y niños (Getty Images)

Las quemaduras son una causa frecuente de internación en niñas y niños (Getty Images)

– Tener cuidado al destapar ollas y al agarrar recipientes con líquidos calientes en el microondas.

– A la hora de cocinar, siempre colocar los elementos de cocina en las hornallas de atrás y con los mangos hacia adentro.

– Se debe tener mucha precaución al abrir la puerta del horno.

– Nunca poner recipientes con líquidos calientes arriba de repasadores.

Deja un comentario