Conflictos internos en el MAS por haber perdido la directiva de la Asamblea Departamental

Gabriel Morales/Roberto Barriga/ El Andaluz

Luego de la derrota electoral en la pugna por la Gobernación, en los pasados comicios subnacionales, el Movimiento Al Socialismo (MAS) inició una cruzada para lograr el dominio de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), que comandó durante una década y le sirvió para sentar las bases de la organicidad oficialista en materia de aprobación de proyectos, creación de programas y también una fiscalización tajante al Ejecutivo.

A pesar de haber obtenido 13 de los 30 curules, los 12 ganados por la alianza Unidos por Tarija se constituyeron en una amenaza constante hacia los intereses del partido gobernante, dado que, a pesar de las diferencias abismales entre los ex contendientes por la silla de máxima autoridad ejecutiva, Oscar Montes Barzón y Adrián Oliva Alcázar, Comunidad de Todos se decantó por brindar su apoyo al bloque opositor, logrando 14 escaños.

En clara desventaja, el masismo emprendió la marcha para ganar el apoyo de los 3 asambleístas por los pueblos indígenas, que se convirtieron en el factor de desequilibrio para la toma de decisiones en el pleno, una novela que según la oposición no tenía mayores intenciones que ofrecer reforzar el “autoritarismo” dictado desde el Gobierno Nacional.

La votación para elegir al presidente de la Asamblea Departamental se resolvió a favor de la alianza Unidos, con 18 votos a favor: 12 de sus asambleístas, 2 de Comunidad de Todos, 3 de los pueblos indígenas, pero curiosamente, 1 de la bancada del Movimiento Al Socialismo, un acto que generó la molestia y el rechazo desde el interior del partido.

El primero en manifestar su repudio a lo ocurrido fue el vocal de directiva de la ALDT, José Yucra, quien calificó como “traidor” al asambleísta del MAS que votó por la fórmula que llevó a Nicolás Montero a la presidencia, Mauricio Lea Plaza a la primera vicepresidencia, Jorge Sanguino a la segunda vicepresidencia y Laura Corrales en la Secretaría.

Aclaró que la franja propuesta por la bancada del partido de Gobierno, planteaba a Eider Quiroga como candidato a presidente de la Asamblea, Erick Bejarano como primer vicepresidente, Francisco Rosas como segundo vicepresidente y Deysi Torres en la vocalía.

Ayer por la mañana, esta problemática tomó otro color luego de que la jefa de bancada del MAS, Juanita Miranda, informó que se realizará un análisis interno para identificar a la persona que no votó por la fórmula del oficialismo.

“Se ha dado esta situación, no queremos hablar de revanchas o rencores, vamos a escuchar razones y de ahí no nos queda más que trabajar, quiero aclarar que se maneja el nombre de Marina Hoyos, nosotros creemos en su convicción y lealtad con el proceso”, aseveró.

La jefa de la bancada del MAS, aseguró que ya conoce quién votó en contra del MAS para la elección de la mesa directiva de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, pero no revelará el nombre por ética, aunque dio a conocer que es una mujer.

Señaló que pedirá explicaciones, aunque consideró que ese voto fue motivado por apoyar a un indígena para que presida el ente legislativo y no por un desacuerdo interno.

Por otro lado, argumentó que a pesar de que el gobernador, Oscar Montes, y la alianza Unidos han manifestado plena disposición para coordinar el trabajo con el MAS en favor del departamento, en los próximos días se conformará las comisiones de la Asamblea Departamental y “ahí se verá” si esto es cierto, debido a que, al no tener la presidencia del Legislativo, el oficialismo teme no ganar la titularidad de ninguna de ellas.

“Nosotros queremos trabajar por Tarija, es momento de poder, entre todos, aportar al departamento, la invitación es para trabajar, necesitamos leyes, normativas, esto requiere de nuestra participación, si Unidos quiere trabajar nos hará parte de algunas de ellas, presidir y ser formar parte, no sé si hay una traición en el MAS, creemos que todas las bancadas tienen aspiraciones y los asambleístas de los pueblos indígenas han pensado en ellos, la población verá cómo se va a manejar la Presidencia”, apuntó Miranda, no sin antes aconsejar a Montero que “él debe tomar sus decisiones” y no otras fuerzas políticas a través de él.

Respecto a su declaración hubo señalamientos dentro del MAS que apuntaban a Marina Hoyos, sin embargo, ayer por la mañana la autoridad lo desmintió.

“Mi persona trabajó fiel a la causa y fui miembro del comité Ad Hoc, ya que el reglamento de la Asamblea dice que los asambleístas más antiguos deben conformar este comité, pues mi persona en ningún momento deseó formar parte del mismo, sino fue conforme al reglamento que menciono” aclaró.

Además, expuso que jamás traicionaría a su partido para irse con los miembros de la derecha en Tarija.

“De ninguna manera me vendo a la derecha y no estoy de acuerdo con las propuestas que tienen, tengo mi dignidad y principios ideológicos y siempre voy a estar al lado de mi pueblo y del Movimiento al Socialismo” puntualizó.

Agregó que desde el momento de la elección de la directiva ha recibido incontables críticas a su persona, aunque refirió que las mismas “no tienen sentido”.

“El culpable sabrá por qué lo ha hecho, quedará en su conciencia, no soy yo, si me juzgan háganlo, busquen al culpable en otro lado que en mi persona no lo encontrarán, mil veces prefiero dejar el curul antes que traicionar a mi pueblo”, acotó.

Unidos gana asamblea

La agrupación perteneciente al gobernador electo Oscar Montes, UNIDOS, desplazó al Movimiento al Socialismo (MAS) en la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, quedándose con los puestos importantes dentro del ente legislativo, la clave para la victoria frente a sus opositores serían los asambleístas por los pueblos indígenas.

El asambleísta electo bajo la sigla del Movimiento Al Socialismo (MAS), Eider Quiroga, informó hace unos días que, con base en un acuerdo firmado con los representantes de los pueblos indígenas, se determinó elegirlo como presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT). 

Confiamos en ese acuerdo que hemos trabajado con los pueblos indígenas, porque eso no va para beneficiarme como asambleísta sino para trabajar por el puebloindicó ante nuestro medio de comunicación.

Aparentemente Quiroga no estaba bien informado o las negociaciones no fueron suficientes, debido a que ocurrió un escenario distinto.

EL MAS posee 13 asambleístas, mientras que UNIDOS 12, la clave fue negociar con los asambleístas de los pueblos Weenhayek, Guaraní y Tapiete, UNIDOS con tal de que el MAS no quede con la presidencia de la asamblea, apostó por una fórmula que ponga a un asambleísta de pueblos indígenas a la cabeza y en segundo lugar a Mauricio Lea Plaza, veterano asambleísta y político que volverá ocupar un lugar en el legislativo departamental.

A través del voto secreto, los 30 asambleístas manifestaron su confianza por la fórmula propuesta por la alianza Unidos, definiendo la siguiente directiva: Presidente: Nicolás Montero, 1er Vicepresidente: Mauricio Lea Plaza, 2do Vicepresidente: Jorge Sanguino, Secretaria: Laura Corrales, Vocal: José Yucra, El nuevo presidente de la ALDT es representante del pueblo guaraní y, según el Consejo de Capitanías, apoyará la gestión del gobernador, Óscar Montes.

“A partir de aquí se acabaron los colores políticos y a trabajar por el departamento”, mencionó Montero.

Esto pone a la alianza Unidos con el control total de la asamblea, hay que tomar en cuenta que dentro de Cercado Cesar Mentasti, hombre de Oscar Montes, se hizo con la presidencia del conejo municipal, donde su agrupación cuenta con 8 escaños. Los subgobernadores serán elegidos a dedazo por el actual gobernador Montes, debido a que la anterior gestión de la asamblea no aprobó el estatuto autonómico donde se debían elegir a los subgobernadores.

Tras una pasada gestión donde la ALDT era presidida por el MAS cambiaron los sentidos políticos, si bien el partido azul sigue siendo fuerte en el Gran Chaco ahora las decisiones estarán acordes al ejecutivo, la gobernación. Por lo que la fiscalización no será un horizonte de los asambleístas.

Hay que recordar que el pasado gobernador, Adrián Oliva, no contaba con una asamblea que lo apoyaba, no solo tenía al MAS tensionando su gobernabilidad también los actuales miembros de UNIDOS se oponían a su mandato.

Deja un comentario