Montaño denuncia cuatro hechos de corrupción en ENTEL durante gestiones de Eddy Luis Franco y Elio Montes

 El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, denunció este miércoles cuatro casos de corrupción realizados en la gestión de los exgerentes Generales de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones S.A. (ENTEL) Eddy Luis Franco y Elio Montes; daño económico que suma en total 5.884.542 bolivianos, equivalentes a 845.480 dólares. 

“Estamos tras los rastros de cuatro casos importantes: el primero, el caso de la empresa fantasma al cual ilegalmente le entregaron más de 390.000 dólares (2.714.400 bolivianos), el segundo los finiquitos a los gerentes en la administración de Elio Montes, el caso de donaciones que entregaron a comparsas carnavaleras, asociación de mecánicos y ramas afines del oriente más de 105.000 dólares (732.900 bolivianos) y los gastos suntuosos referidos al alquiler de aviones, pago de alquileres de hoteles particulares”, dijo la autoridad, en conferencia de prensa en La Paz. 

Este 5 de mayo, Eddy Luis Franco fue aprehendido por tres delitos: legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado. Todo enmarcado por el pago irregular de 390.000 dólares a una empresa peruana “fantasma”.

“En el caso del señor Eddy Luis Franco, en sus declaraciones ha comprometido a la señora Ana María Barahona y a Michel Fernández, porque él dice que ellas (sus exsecretarias) manejaban su facsímil, por lo tanto, vamos a pedir también que estas personas puedan ir a declarar”, anticipó Montaño.

En su declaración ante el Ministerio Público, Franco sostuvo que estos pagos fueron conocidos por el directorio de ENTEL, es decir, Ibo Blazicevic (presidente de la empresa durante la gestión 2020), Álvaro Bazan (exvicepresidente), Carlos Prieto (secretario), Horacio Barrientos (director), Salomón Gonzales (director) y Gisela Macklin (síndico).

“El síndico es como el fiscal al interior de ENTEL, que viene hacer la fiscalización de todos los recursos y contratos”, puntualizó.

Finalmente, remarcó que no es un tema de persecución política, sino justicia porque esos 5.884.542 bolivianos tienen que retornar a ENTEL.

Deja un comentario