Máquinas en mal estado y falta de medicamentos en unidades de hemodiálisis en Yacuiba y Villa Montes

Agencias

La Defensoría del Pueblo evidenció falta de medicamentos, máquinas en mal estado y falta de personal para atender más turnos en una verificación realizada a las unidades de hemodiálisis del Hospital Rubén Zelaya en Yacuiba y del Hospital Básico en Villa Montes, motivo por el cual dichas unidades estarían colapsadas.

Walter Portillo, Coordinador Defensorial Regional en Yacuiba informó que en el Hospital Zelaya se evidenció que la unidad cuenta con once equipos, de los cuales ocho están funcionando, uno está destinado a pacientes con COVID-19 y otros dos estarían en desuso por falta de mantenimiento. Así también, se pudo constatar la carencia de insumos médicos esenciales como Heparina y tiras reactivas, las cuales deben ser adquiridas por los pacientes a un costo aproximado de 150 bolivianos, causando perjuicio en las personas de escasos recursos económicos y que no pueden adquirirla.

Según Portillo, la Unidad de Hemodiálisis estaría funcionando a tres turnos debido a la cantidad de pacientes que se atienden tanto del municipio de Yacuiba como de Caraparí, sin embargo, pese a los requerimientos de insumos realizados al Municipio oportunamente, no se tiene respuesta al respecto, por lo que la Unidad estaría en una situación de posible colapso.

Así también, Portillo refirió que tomó contacto con la doctora Daniela Chuquimia, responsable del programa de hemodiálisis del Hospital Básico de Villa Montes, quien informó que a la fecha el servicio atiende a un total de 13 personas en dos turnos con apenas cuatro máquinas funcionando, lo cual genera una saturación y la necesidad de ampliar un turno más, sin embargo, para eso se requiere la contratación de mayor personal médico.

Deja un comentario