El MAS y Unidos se disputan la presidencia de la Asamblea Departamental

Luego de haberse concretado la victoria de Montes en la Gobernación, el Legislativo se convirtió en la manzana de la discordia entre ambas fuerzas políticas

Gabriel Morales / El Andaluz

El gobernador del departamento de Tarija y líder de la alianza Comunidad de Todos, Adrián Oliva Alcázar, movió las fichas del tablero en la reñida disputa por la Presidencia de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), manifestando que los legisladores electos bajo este frente político brindarán su apoyo al candidato que sea propuesto por el gobernador electo, Óscar Montes Barzón.

Acompañado de los dos asambleístas departamentales titulares de Comunidad de Todos y sus respectivos suplentes, la máxima autoridad ejecutiva de Tarija dejó en claro que esta decisión es tomada en aras de favorecer la gobernabilidad de su sucesor, luego de sufrir en carne propia los embates de una Asamblea que le jugó en contra a lo largo de toda su gestión, observando proyectos de ley propuestos desde la Gobernación y aprobando otros tantos que obligaban a disponer recursos económicos de las arcas del Ejecutivo, en programas y proyectos que fácilmente podría haber asumido el Gobierno Nacional.

“En nuestra gestión hemos sido confrontados por la Asamblea Departamental, que se ha constituido en una instancia en la que se ha generado una oposición a muchas de nuestras iniciativas pensadas en el beneficio del pueblo de Tarija, asumimos que el gobernador tiene que tener una directiva que pueda coordinar las diferentes propuestas, por eso vamos a viabilizar la elección del candidato que proponga el gobernador electo, quiero decir que no vamos a hacerlo imponiendo ninguna condición ni tampoco estamos llegando a algún acuerdo, es una decisión orgánica y tiene una razón, que es evitar que la autoridad que venga sufra los mismos problemas que nosotros sufrimos”, manifestó Oliva mediante una conferencia de prensa brindada en el Salón Rojo de la Gobernación.

Francisco Rosas Urzagaste y José Luis Sanguino Molina, son los dos asambleístas electos que conformarán la bancada de la alianza que llevó a Oliva a buscar la reelección, ambos dejaron en claro que esta decisión de apoyar a Unidos cuando deba designarse una nueva directiva en la Asamblea, “no tiene ningún condicionamiento”, sino que responde a principios éticos para no otorgar el mando del Legislativo al oficialismo, que tuvo una gestión bastante cuestionada en los últimos seis años.

“Lo que vamos a hacer es trabajar por Tarija, por los gremiales, los vecinos, desde la Asamblea vamos a asumir una posición responsable que defienda los intereses del pueblo, no me he reunido con Montes, no existe ninguna condición, pero vamos a apoyar su postura, tenemos dos votos con los que vamos a aportar”, mencionó Rosas.

De igual modo, aseveró que ayer se produjo la primera reunión de las próximas autoridades legislativas, sin embargo, en la misma no participaron los asambleístas electos por los pueblos indígenas, lo que motivó a que la oposición solicite que se reprograme un nuevo encuentro donde se encuentre el pleno en su totalidad.

“No estaban los asambleístas de los pueblos indígenas, como bancada hemos pedido que se espere para que ellos puedan participar y sean parte de las decisiones que se tomen en la Asamblea Departamental”, agregó.

En ese espíritu, Sanguino apuntó que el consenso será una pieza fundamental en el programa y los planteamientos que hará la bancada de Comunidad de Todos en la próxima legislatura.


“Vamos a presentar una agenda, tenemos un proyecto de ley que facilitará el internet para todos, además de trabajo para jóvenes, en el Chaco el desempleo es crítico, esperamos ayudar y coadyuvar para solucionar ese problema, lamentablemente explotamos los hidrocarburos de la región autónoma pero no tenemos los servicios básicos ni la atención necesaria, entramos a la Asamblea para revertir esto, vamos a fiscalizar lo que esté a nuestro alcance y buscaremos defender los intereses del departamento”, señaló el flamante legislador.

Unidos logró 12 asambleístas, sumando los 2 de Comunidad de Todos lograría 14, frente a los 13 que ostenta el Movimiento Al Socialismo (MAS) que asegura haber cerrado un acuerdo para sumar el apoyo de los 3 asambleístas por los pueblos indígenas, sellando una fuerza mayoritaria de 16 curules.

En este ámbito, el pueblo Guaraní afirma que este acuerdo no es real y que no se firmó ningún documento con las bases, el pueblo Tapiete mantiene su postura de apoyo al MAS y el pueblo Weenhayek acaba de elegir al asambleísta que lo representará en el Legislativo, dejando en pausa su inclinación política.

Deja un comentario