Ministro de Gobierno se reúne en Tarija para mejorar trabajo policial

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El ministro de gobierno, Eduardo del Castillo del Carpio, tuvo una fugaz y casi secreta reunión con la policía para presentar indicadores para medir el trabajo de la institución verde olivo, que en su criterio mejoraran su desempeño en el país.

“Hace minutos estuvimos en Tarija en la reunión trimestral de evaluación de indicadores de la Policía Boliviana” posteo ayer por la noche en su cuenta oficial de Facebook.

Castillo destacó que en estos últimos meses, su gestión en el interior del Ministerio de Gobierno se basó en pasar de los discursos y las palabras, a los hechos, es decir, en transformar nuestra realidad para mejorarla ”y es precisamente lo que hicimos hoy en Tarija” afirmó el Ministro.

“Como recordarán, a finales del año pasado en instalaciones del BOL-110 en la ciudad de La Paz, realizamos la presentación de 73 indicadores de nuestra Policía Boliviana, esto con el único objetivo de evaluar la gestión institucional de la misma y de esta manera medir el desempeño en la institución verde olivo” afirmó.

Aseguro por la popular red social que muchos criticaban el accionar de la Policía en gestiones pasadas por su trabajo, sin embargo, como no existían indicadores que medían su desempeño, no se sabía si estaban realizando su trabajo de manera correcta o no puntualizó. “Lo que no volverá a suceder porque por primera vez en la historia, nuestra Policía realiza sus laborales diarias en base indicadores medibles”.

Según se entendió en su comunicado, se elaboró 73 indicadores que partieron de la iniciativa de los mismos efectivos policiales, “son la demostración evidente de que el trabajo que realiza nuestra Policía no solo debe abocarse en el cumplimiento de su deber moral y profesional, sino que debe ser medido para profundizar lo que se está haciendo bien y evaluar lo que no está saliendo tan bien. Esto con el fin de tomar decisiones de manera científica y objetiva en el interior de la institución policial” expresó.

Finalmente, felicitó su trabajo y espera que en el siguiente trimestre se pueda comparar estos indicadores con los precedentes para de esta manera ver más resultados positivos en la gestión policial.

Policía boliviana entre las peores del mundo

La primera edición del Índice Mundial de Policía y Seguridad Interna (WISPI, por sus siglas en inglés) “busca medir la capacidad del aparato de seguridad de un país para responder a los problemas de seguridad interna, ahora y en el futuro”, según el centro de pensamiento sobre policía International Police Science Association (IPSA), que encargó el proyecto. El centro de pensamiento lo llama WISPI primer índice internacional en su tipo.

De los 127 países incluidos en el índice, Venezuela, México, Honduras y Bolivia obtuvieron la peor calificación de América Latina, en los lugares 119, 118, 117,116 respectivamente. Uruguay se situó en el lugar más alto de la región en 35.

Sudamérica y la región que comprende Centroamérica y el Caribe quedó por debajo de todas las demás regiones del mundo, excepto para el sur de Asia y África subsahariana.

El WISPI produjo los puntados para cada país analizando cuatro áreas claves: 1) “capacidad”, o el nivel de los recursos de seguridad; 2) “proceso”, o la capacidad de usar los recursos de manera efectiva; 3) “legitimidad”, que incluye la confianza pública en las autoridades, la corrupción y el comportamiento justo de las instituciones; 4) “resultados”, que calcula los niveles reales y percibidos de crimen y violencia.

Tanto en las regiones de Suramérica, Centroamérica y el Caribe, los puntajes más altos fueron para capacidad, mientras que el más bajo fue para proceso.

En comparación con el resto del mundo, Latinoamérica arrojó una de las calificaciones más bajas en resultados. Paraguay se situó como el segundo peor país del mundo para este indicador de seguridad, apenas por encima de Nigeria.

México fue considerado el tercer peor país del mundo en legitimidad, mientras que Venezuela fue el único país no perteneciente al África subsahariana, entre los peores cinco por proceso.

El WISPI fue desarrollado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

Deja un comentario