El recojo de basura se suspende; los trabajadores denuncian incumplimiento de pagos

El Andaluz / Yacuiba

El conflicto con los trabajadores de Colina retorna a Yacuiba. El sector dejó de recoger la basura desde la noche del martes en rechazo al incumplimiento de los pagos acordados por parte de la municipalidad. Por su parte, el alcalde Ramiro Vallejos aseguró que se hacen todos los esfuerzos para el pago con las recaudaciones y cuestionó la medida de presión y la falta de comprensión.

“No queríamos llegar a esa medida, pero lo tuvimos que hacer ante la negativa de Alcaldía. Anoche (martes) hemos lanzado un comunicado público, el servicio está suspendido y los vehículos no se mueven. El origen del problema es la deuda que tiene la alcaldía con la empresa, lo que llevó a que se toque fondo y no se garanticen nuestros salarios”, indicó el dirigente de los trabajadores de Colina, Leonel Bravo.

Yacuiba amaneció con basureros y recolectores llenos de desechos. Los vehículos que recogen los residuos fueron estacionados nuevamente en los ingresos a la Plaza del Estudiante, como medida de presión contra la alcaldía por no cumplir con el acuerdo firmado hace dos semanas, que permitió levantar movilizaciones similares.

Bravo indicó que el acuerdo establecía que la municipalidad debía cancelar hasta la anterior semana y en dos cuotas lo adeudado de septiembre. “Pero han liberado cuatro cheques y hasta ayer no terminaban de pagar septiembre, y esta semana debería pagar octubre; si no pagaron septiembre en una semana y media, dudo que cumplan hasta el viernes lo de octubre. Ellos incumplieron”.

Mencionó que se trata del salario de 80 trabajadores si la alcaldía no paga a la empresa Colina. El gobierno municipal adeuda un poco más de Bs 5 millones, según el dirigente de los trabajadores. “No vamos a recoger la basura hasta no ver soluciones”, advirtió.

Al respecto, el alcalde Ramiro Vallejos aseguró que hace todo lo posible para cumplir con las obligaciones del gobierno municipal pese a los problemas económicos que se atraviesa, causados por la crisis económica en la frontera y la pandemia del COVID-19, que cortó los ingresos. A ello se suma a que los Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) no pagan a la municipalidad lo que recaudan del recojo de basura desde 2014 y la deuda asciende a más de Bs 20 millones.

“Resulta que los ingresos de la anterior semana y ésta han sido malísimo, y el 91% de todo lo que se recaudó por recursos propios se pagó a la empresa, cuando el acuerdo firmado señala que debemos pagar hasta el 70% de lo que se recaude. Tenemos plazo para cancelar hasta el viernes lo que corresponde octubre”, indicó Vallejos.

Observó que Colina también debe pagar por sus vehículos en cuanto a impuestos, pues algunos están registrados en Yacuiba y otros no. “Invitamos al personero de Colina a una reunión para analizar el tema y llegar a un acuerdo, uno que implique el respeto a la normativa legal porque la alcaldía tiene un contrato que establece derechos y obligaciones, y penalidades en caso de incumplimiento”.

Deja un comentario