Problemas en el Ministerio de Desarrollo Rural frena trabajo técnico con productores de cebolla

Osmar Arroyo/El Andaluz

El presidente del Comité Interinstitucional para la Comercializadores de Cebolla del Sur de Bolivia y subgobernador de El Puente, Bartolomé López informó a El Andaluz que debido a los problemas que se presentaron en el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras que terminó con la aprehensión del exministro Edwin Characayo no se pudo comenzar el trabajo técnico en favor de la cadena productiva.

Durante el mes pasado los productores de cebolla se reunieron con Characayo cuando aún estaba como ministro y acordaron iniciar con una mesa de trabajo en la ciudad de La Paz en este mes de abril.

Ahora con todo lo ocurrido y las denuncias que pesan contra Characayo, los compromisos realizados a los productores de cebolla quedaron en nada.

“Todo lo que se ha quedado con el ministro ha quedado en nada”, expresó.

Ante esa situación todavía se deja pendiente la mesa de trabajo con los productores de cebolla

El sector continuará buscando reunirse con autoridades del gobierno, ahora con el nuevo ministro del área.

Considera que es necesario encontrar un camino sobre la forma de trabajar que se tendrá con los productores de cebolla.

Se busca trabajar de cerca con el gobierno nacional y con las nuevas autoridades departamentales.

Remarcó, que se debe trabajar sobre toda la cadena productiva, no solamente sobre la comercialización, también es importante fortalecer la producción.

En años anteriores los productores de cebolla registraron pérdidas económicas, debido a la falta de mercados para los productos y también por el ingreso de cebolla peruana a mercados de Bolivia, provocando que los precios caigan por los suelos.

El quintal de cebolla llegó hasta los 30 bolivianos, lo que generó pérdidas, porque para por lo menos llegar a cubrir la hoja de costos se requiere que el quintal de cebolla se venda a 50 bolivianos.

Los productores de cebolla, hace un par de años atrás vienen insistiendo a las autoridades luchar contra el contrabando de cebolla y también fortalecer la producción.

Sobre la situación de Characayo, López lamentó que algunas personas traten de hacer quedar mal al Estado con hechos de corrupción.

Señaló que se debe llegar con las investigaciones hasta el fondo del caso.

Trabajos pendientes

El pasado 18 de marzo los productores de cebolla se reunieron en el salón de la Central Obrera Departamental de Tarija (COD) con en ese entonces ministro Edwin Characayo, con la presidenta ejecutiva de la Aduana Nacional, el director nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) y otras autoridades con el objetivo de que se pueda atender las demandas del sector.

Entre los compromisos que se realizaron por parte de las autoridades era el instalar una mesa técnica de trabajo a partir del 16 de abril, el trabajo se iba a iniciar con una reunión en la ciudad de La Paz con personal técnico del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras.

En ese entonces, las autoridades se comprometieron en apoyar desde el gobierno en apoyar al sector con programas para fortalecer el rendimiento de la producción y también se iba a buscar una solución al tema del contrabando.

Se comprometió trabajar desde el Ministerio de Desarrollo Rural junto a la Aduana Nacional, al Senasag y al Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando.

Piden informe sobre el contrabando de cebolla

Los productores de cebolla de los tres departamentos en varias oportunidades pidieron a las autoridades nacionales que se pueda informar sobre las acciones que se realizan en contra del contrabando de cebolla.

Al igual que se presentan datos en cuanto a los decomisos de mercadería de línea blanca, esperan que se puedan presentar con datos los informes en cuánto a las acciones y decomisos de cebolla peruana que ingresa por contrabando al país.

En muchas ocasiones señalaron que los mercados de La Paz y Santa Cruz se encuentran inundados de cebolla peruana dejando con pocas opciones para comercializar la cebolla de producción local.

En determinado momento pidieron a las autoridades que se pueda emitir una normativa para prohibir por unos meses el ingreso de cebolla peruana y de esa manera la producción local se pueda comercializar a precios aceptables, que no le signifiquen pérdidas económicas cuantiosas a los productores.

Deja un comentario