El factor económico es el principal problema en la transición de autoridades

Gabriel Morales / El Andaluz

Cuando restan menos de dos semanas para que se concrete la transición de autoridades en las instituciones públicas de nuestra región, el aspecto económico comienza a pesar en la gestión cesante como en los protagonistas que fueron elegidos mediante el voto para administrar el poder, de tal manera que el próximo 3 de mayo se posesionará no solamente al nuevo gobernador y alcaldes, sino que se abrirá paso a un amplio equipo de trabajo.

En cuanto a la Gobernación de Tarija, el encuentro entre Oscar Montes Barzón y Adrián Oliva Alcázar marcó un hito cuando menos histórico para los procesos de transición, puesto que los actuales funcionarios del Ejecutivo deberán preparar un informe detallado que contemplará el estado financiero de la institución, pero además el futuro de proyectos y programas en pĺeno desarrollo.

En el ámbito municipal, este mismo fenómeno se lleva de manera un tanto accidentado, en el entendido de que si bien la Alcaldía recibirá más de Bs 500 millones en esta gestión, las obligaciones económicas marcan una tarea complicada para quienes vayan a asumir el timón.

El alcalde electo de Tarija, Johnny Torrez Terzo, explicó que este proceso se está llevando adelante en los términos establecidos inicialmente por la alianza Unidos.

«Nosotros queremos que la transición de la Alcaldía no sea un acto sólo para un sector de la población sino para todo el pueblo de Tarija, razón por la cual vamos a hacer todo lo que el protocolo dice que se haga, tiene que hacerse la entrega de credenciales el 26 (de abril), después la posesión en la Corte Superior de Distrito, luego de ello el Concejo elige su directiva y a partir de la elección de la directiva se hace la posesión final, que antes se hacía en el Salón Consistorial de la Alcaldía pero que ahora, por razones de espacio, lo haremos en el Patio del Cabildo», detalló.

En cuanto a las primeras tareas de su mandato y la atención de los problemas económicos que atraviesa el Gobierno Municipal, Torrez aseveró que lo principal será descentralizar el aparato institucional, hecho que no debería apoyarse en el traslado de oficinas a diferentes barrios de la urbe tarijeña, sino en la capacidad de resolver problemas estructurales como la dotación de servicios básicos para la gente en el corto y mediano plazo.

Uno de los mayores problemas que enfrentará el burgomaestre será lidiar con los sindicatos de trabajadores, que en su momento lograron incluso la emisión de una orden de apremio para el exalcalde de Tarija, Rodrigo Paz Pereira, por el incumplimiento del laudo arbitral que obliga al Ejecutivo a dotar de indumentaria apropiada, beneficios sociales enmarcados en la Ley General del Trabajo, guarderías gratuitas, bonos e incentivos pero además la protección para no despedir a funcionarios «masivamente».

Torrez consideró que es inverosímil ampliar el aparato público institucional, tomando en cuenta que la Alcaldía ya cuenta con 2.700 funcionarios.

«Necesitamos una Alcaldía pequeña, ágil y todo el dinero que ingrese debe ir para la gente», apuntó.

Según su criterio, reparticiones ediles como la Secretaría Ejecutiva «deben desaparecer», dado que requieren demasiados funcionarios innecesariamente.

Por otro lado, adelantó que no ocupará el nuevo edificio de la Alcaldía, construido en el barrio Salamanca, sinó que su oficina estará en el histórico predio municipal al frente de la Plaza Luis de Fuentes.

«Vamos a llevar la Secretaría de Desarrollo Humano a Salamanca, para que el Palacio del Deporte albergue a deportistas y no a funcionarios, ahí habrá lugar para todas las organizaciones del deporte», agregó.

El secretario General del Sindicato de Trabajadores de Obras Públicas, Walter Oropeza, estimó que la relación con el alcalde electo será diferente a las que tuvieron con sus antecesores, pero a pesar de ello no dudó en ratificar que no permitirán una «masacre blanca» en el municipio.

«Cuando hay un alcalde nuevo hay la tendencia a los despidos, entonces estamos prestos, unidos a que cualquier cosa que esté pasando en cualquier sindicato, vamos a estar ahí apoyando a esos compañeros como ellos también nos van a apoyar a nosotros», acotó.

Deja un comentario