Los lotes baldíos causan molestia, malos vecinos no mantienen limpios sus terrenos

Gabriel Morales / El Andaluz

Los lotes baldíos son una constante preocupación de los vecinos, al ser espacios donde registran casos de delincuencia, inseguridad e insalubridad, razón por la que luego de un estudio de observación pudo evidenciarse que el 36% del total de los inmuebles existentes dentro del radio urbano de la ciudad de Tarija corresponden a terrenos abandonados.

La falta de conciencia de los propietarios de terrenos,  genera contaminación, porque las personas arrojan basura, la que atrae roedores y otro tipo de plagas sin contar que,  estos espacios también son aprovechados por mal vivientes,  que usan el lugar para beber, esconderse e incluso delinquir.

Parte de los terrenos están cerrados debidamente, pero en el interior están llenos de plantas que crecen por doquier creando una especie de selva.

Vecinos del barrio El Molino informaron sobre la existencia de un lote, ubicado en la zona del cual salen animales de todo tipo, como ratones, comadrejas y hasta víboras.

Irma Antelo, cuyo domicilio colinda con un lote de engorde, en el ya mencionado barrio, indicó que tuvo una serie de problemas ocasionados por la falta de limpieza del lote vecino.

Relató que en diferentes ocasiones intentó comunicarse con los dueños, pero no atendieron su pedido, y cuando lo logró, le dijeron que si le molestaba “ella misma realice la limpieza”.

 “Mi madre compró esta casa en el año 1996, y desde el momento iniciaron los problemas con los roedores que invadían todos los espacios, masticaban los muebles, puertas, ropa y todo lo que hallaban a su paso, al principio combatíamos a los roedores con veneno, pero con el tiempo, tuvimos que recurrir a trampas; por último, a exterminadores profesionales” explicó molesta.

Irma apuntó que tuvo que reconstruir la pared colindante en dos ocasiones, una porque las raíces de un árbol del lote vecino partieron la pared debilitándola y convirtiendo esa zona de la casa en un peligro para sus nietos

En una segunda ocasión, la época de lluvia hizo que la humedad se acumulara en su pared debilitando nuevamente  la construcción, debiendo hacer una especie de canal dentro del terreno vecino,  que conduzca el agua hacia la calle.

“Otro de los problemas es la acera del vecino que a lo largo de estos años se convirtió en un basural, en  la noche  pasan vehículos y dejan su basura en la esquina; en época de lluvia la acera se convierte en un río que  arrastra todo tipo de basura a la acera de mi casa”, relató preocupada.

G.M. (por sus iniciales), propietario de una casa que también colinda con este lote, indicó que sufre con los roedores y la humedad que genera este terreno por la gran cantidad de vegetación que crece desmesuradamente.

“La cantidad y el tamaño de ratas es increíble, en una oportunidad vi como una trepaba la pared de mi casa con dirección al terreno del vecino, me llevé un susto terrible, lamentablemente estamos expuestos a muchas enfermedades, y no es posible que en pleno centro de la ciudad existan lotes con estas características”, reclamó G.M, quien prefirió mantener en reserva su nombre.

El alcalde municipal de Tarija, Alfonso Lema Grosz, informó que hay un proyecto de ley que exigirá la limpieza, el cierre y mantenimiento de los terrenos baldíos.

Acotó que este proyecto de ley se encuentra aún en la comisión técnica, porque al parecer, hay “algunos detalles” que no permitieron el consenso. “Esperamos que se espera que pronto esté en agenda”.

 “Este es un tema central para nosotros, porque lo más importante es precautelar la salud pública, no solo porque los lotes son espacios de inseguridad, sino también de contaminación, en las que existen riesgos por la presencia de roedores y otros animales”, explicó.

Existe una ordenanza municipal sobre los terrenos baldíos que no tuvo efecto.

Para los concejales una nueva ley cambiaría la situación, al existir mejores mecanismos para que los propietarios tengan la obligación de hacer el cierre y la limpieza como primer paso “fundamental”.

Según el presidente del Concejo, Valmoré Donoso, hay 20.000 terrenos baldíos de los 55.000 inmuebles registrados en la ciudad de Tarija.

“Se necesita saber quiénes son los dueños de los lotes baldíos, porque no es lo mismo una persona que tiene un terreno y por razones económicas no hizo el cierre, que otra que tenga cinco o más, esa ya es una visión de engorde en la que debería existir una diferenciación en esos temas”, acotó.

Deja un comentario