RICHTER: UN GOBERNADOR CON EL VOTO CAMPESINO

La proeza se ha consumado. Germán “Papito” Richter Alencar ha vencido como Goliat a David al arrollador aparato partidario, estatal y empresarial del candidato oficialista Miguel “Chiquitin” Becerra, con una diferencia que se torna irreversible incluso a medida que van llegando al Tribunal Electoral Departamental de Pando las últimas actas de las zonas rurales que, se suponía, eran el “fuerte” del empresario ganadero postulado por Evo Morales.

Pando ya tiene un nuevo Gobernador ajeno al partido gobernante, como resultado de una histórica segunda vuelta, sin precedentes. El médico que ejerció como Alcalde del municipio de Porvenir, ha superado su propia votación obtenida en la primera vuelta del pasado 7 de febrero y le arrebató al Movimiento al Socialismo (MAS) votos que parecían “duros” a favor del oficialismo en provincias como Madre de Dios.

Según los resultados —sólidos y transparentes sin duda— emitidos desde la madrugada de este lunes por el TED-Pando, Richter logró el 56,40% (27.159 votos), frente a un 43.69% (21.197 votos) para Becerra, sobre el 88,92% de las actas que en total son 406 en Pando. Si este resultado se hubiese registrado en la votación del 7 de febrero, no habría segunda vuelta. En la primera votación, el MAS obtuvo 22.155 votos frente a 21.069 votos del MTS. En los comicios de ayer, Richter incrementó su votación en un 30% y Becerra bajó su votación en un 5%, con relación al votaje de febrero.

El voto obtenido por Richter en la capital Cobija, que representa casi el 50% de la votación departamental junto a los municipios de Bolpebra, Porvenir y Bella Flor, ha tenido un incremento espectacular. En la votación de ayer logró 16.402 votos (60,26%) en la totalidad de las 180 mesas, frente a los 12.568 votos (45,04%) que obtuvo en la primera vuelta. Becerra no pasó del 40% en ambas votaciones.

El resultado de ayer muestra además que el médico ha logrado mantener a su favor el apoyo de amplios sectores campesinos en el seno del MAS, que en diciembre del año pasado lo habían postulado para Gobernador tras una decisión de asambleas y cabildos entre los movimientos sociales como las Bartolinas y la Central Obrera Departamental. Evo Morales, influido por el ex gobernador y actual senador Luis Flores Roberts (aliado actual de Quintana), rompió la decisión orgánica de las bases designando a dedo al empresario ganadero.

La disputa entre Richter y Becerra por el voto campesino del MAS se dirimió en esta segunda vuelta. En varios municipios como Puerto Rico, San Lorenzo y Sena, considerados bastiones de Becerra, el médico de Porvenir ha logrado disminuir drásticamente la votación del candidato evista. Las actas de municipios como Gonzalo Moreno, Santos Mercado y Villa Nueva —que al cierre de esta edición aún no habían llegad a la sede TED-Pando— podrían contener una relativa victoria de Becerra; pero no alcanzan ya para revertir el triunfo de Richter.

El voto rural a favor de Richter es una expresión de amplios sectores del MAS que repudiaron la conducta abusiva de la cúpula masista que rodea a Evo Morales. Otra forma de castigo fue el alto grado de abstencionismo observado especialmente en los municipios  que se consideraban “leales” a Evo Morales y su candidato.  En las elecciones de febrero se registraron 53.928 votos válidos. En el balotaje de ayer ese caudal disminuyó en un 10%, que es el índice del abstencionismo, registrándose no más de 47.000 votantes efectivos. Esa ausencia de más de 5.000 votos, perforó la estrategia de Becerra.

Corromper las elecciones: una estrategia fallida
Becerra hizo un despliegue descomunal de recursos financieros corrompiendo a algunos periodistas locales y dirigentes sociales, creando una imagen imbatible. Evo Morales en persona llegó a Pando para respaldar la candidatura de Becerra causando aglomeraciones que agudizaron el incremento de contagios por Covid, mientras el presidente Arce hacía uso indebido de bienes del Estado, entregando obras en municipios rurales junto al candidato oficialista e infringiendo impunemente una Resolución del COED que prohibía cualquier acto político para frenar la propagación del coronavirus.

El ex gobernador Flores se dio a la tarea de desatar una desalmada “guerra sucia” contra Richter, propalando la idea de que, debido a la parálisis que sufre tras un accidente sufrido en el ejercicio de su función edil, el candidato del MTS sería “incapaz de ejecutar obras desde su silla de ruedas”.

Pero además de aquel discurso discriminatorio que hizo carne entre los seguidores de Becerra, Richter enfrentó dificultades internas en su propio frente. Varios ciudadanos que simpatizan con el Gobernador electo hicieron saber a Sol de Pando su preocupación por la forma en que algún entorno familiar del ex prefecto Leopoldo Fernández habría intentado “adueñarse” de la candidatura de Richter llegando al extremo de “planificar” el próximo Gobierno departamental “designando” antes de tiempo a las futuras supuestas autoridades que trabajarían junto a Richter.

También se observó la “mala voluntad” de la candidata a vicegobernadora a un inicio de la campaña, habiendo priorizado su cargo como Presidenta del Concejo Municipal por encima de su compromiso con Richter.

A pesar de aquellas piedras en el camino que el médico Germán Richter supo vencer con estoicismo y férrea voluntad, una campaña humilde y las convicciones emanadas de su experiencia al servicio de Porvenir, se impusieron sin forcejeo alguno en las buenas conciencias del pueblo pandino.

Para las Noticias de Bolivia El Sol de Pando

Deja un comentario