Devuelven las 500 vacunas desaparecidas, autoridades evalúan si aún se pueden usar

Verónica Zapana S./Pagina 7

El  miércoles en  la tarde, el Centro de Salud Los Almendros del municipio beniano de Guayaramerín recibió  más de 500 dosis de la vacuna AstraZeneca. Pero ayer  en la mañana, en menos de 24 horas, los fármacos -que estaban destinados a los sectores más vulnerables: adultos mayores y personas con enfermedades de base-   desaparecieron.

  Anoche, aproximadamente a las 21:30, personas encapuchadas dejaron las dosis en el centro de salud, según testigos. El encargado de la Red de Salud 8 del municipio beniano de  Guayaramerín, Maykol Borches, dijo  que la caja de vacunas estaba sellada, pero no precisó si las dosis  se conservaron de acuerdo con las exigencias de la cadena de frío. Ante esa situación, las autoridades  locales indicaron que se evaluará si las dosis aún se pueden usar.  

Las autoridades sanitarias presentaron una  denuncia ante el Ministerio Público. “Ayer (el miércoles) por la tarde hemos entregado las 500 dosis al  centro de salud y hoy (ayer) a las 10:00 nos hemos enterado que todas las dosis desaparecieron”, contó  a Página Siete  Borches.

El doctor relató que “nadie del centro de salud denunció el hecho porque aparentemente  (los funcionarios)  no se dieron cuenta de la falta de los biológicos”, pero cuando llegó la supervisión para controlar la aplicación de la vacuna, recién todos se percataron del  hecho. 

“Han buscado y no han encontrado nada”,  dijo Borches y explicó que    luego de conocer el caso se convocó al Ministerio Público y a la Policía para denunciar sobre la desaparición de las dosis.

El  galeno  explicó que cuando llegó al centro de salud  no se vio “ningún forcejeo de las puertas”.  Dijo que  las investigaciones determinarán  qué pasó con las  dosis.

Según el galeno,  por este hecho, la inmunización no se puede suspender en  este municipio fronterizo. “Se volvió a entregar otras 500 dosis al centro de salud para que inicien la inoculación a la población vulnerable (mayores de 60 años y personas con enfermedades de base) a Covid-19”,  dijo. 

“Estas vacunas ahora fueron entregadas  bajo acta y con mucho control. Pero deben aparecer las que se perdieron”, explicó.  

 Guayaramerín se encuentra  en la frontera con Brasil, donde se originó la cepa P.1 o amazónica  que provocó el colapso    de hospitales y el  deceso de más de 3.700 personas por día.

Ante esta situación, el  Gobierno decidió inmunizar primero a la población vulnerable de los municipios fronterizos con  Brasil. 

De acuerdo con Borches,  a la población de Guayaramerín  llegaron 20.000 dosis de la vacuna AstraZeneca. Este lote fue distribuido  a los ocho centros de salud del municipio beniano.  “A medida que vayan dispensando    (los funcionarios),    realizarán  su requerimiento porque son frascos de diez dosis, es decir cada uno se aplica a la misma cantidad de personas”, sostuvo.

Ayer, el  personal   del centro de salud -donde las dosis desaparecieron-  realizó sus declaraciones ante la Policía y la Fiscalía. “Esto es un atentado a la salud pública y principalmente a la población de Guayaramerín”, dijo. 

El médico aseguró que la demanda será interpuesta contra los responsables del centro de salud y del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) porque ellos firmaron  las actas de recepción de las vacunas. Explicó que estas dosis deben ser conservadas en un frigorífico de menos ocho grados para no romper la cadena de frío. “De lo contrario podrían echarse a perder y eso sería un gran pesar para la población más necesitada”, sostuvo.

La alcaldesa de este  municipio, Helen Gorayeb, lamentó este hecho, pero indicó que conocía muy poco sobre la desaparición de las vacunas contra la Covid-19.   Este medio intentó comunicarse con el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Beni, Erick Vallejos, para saber cómo se actuará respecto a este tema; sin embargo,  no respondió su celular.

Deja un comentario