Acusan a Evo Morales de generar un coloniaje interno en los pueblos indígenas

Osmar Arroyo/El Andaluz

El presidente nacional de la Asamblea del Pablo Guaraní (APG), Justino Zambrana, convocó a una reunión nacional de todo el pueblo indígena de los tres departamentos, Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz.

Mencionó que durante la gestión de Evo Morales se ha mal interpretado la demanda histórica de los pueblos indígenas y se ha sometido a los pueblos a un partido político.

Zambrana, dijo que se confió en Morales, pero al final en su mandato fracasó la demanda histórica del pueblo indígena

Acusaron al expresidente de aprovecharse de la coyuntura y a confundido la demanda histórica y lo ha politizado, «ha hecho un coloniaje interno».

Aclaró que no todo el movimiento indígena en el país es del Movimiento al Socialismo (MAS), pero que Evo Morales aprovechó el sentimiento de los pueblos indígenas para mercantilizarlos.

Señaló que durante varios años nadie dijo la verdad a Evo Morales, porque era prohibido criticarlo, la persona que lo criticaba era apuntado como de la derecha.

«Abuso del poder político, de los dos tercios», expresó Zambrana.

Para el dirigente indígena a Evo Morales le falta liderazgo con visión de los pueblos indígenas.

Los malos manejos del Fondo Indígena, entre otros aspectos que llevaron al fracaso el Gobierno de Evo Morales con relación a los pueblos indígenas.

Ahora el pueblo guaraní ha decidido levantarse para explicar a Bolivia que las cosas en realidad no eran como las mostraba Morales y piden que se respete los derechos de los pueblos indígenas en el país.

Indicó, que confundió a los pueblos indígenas que están cansados de estar sometidos por un partido político. Considera que el gobierno de Morales y ahora el gobierno de Luis Arce Catacora discriminan a los pueblos indígenas.

Instituciones buscan definir situación del tramo caminero Isiri-La Central

Osmar Arroyo/El Andaluz

El presidente del Comité Pro Intereses de Tarija, Marco Antonio Guaygua, informó a El Andaluz que para éste martes se tiene preparada una inspección a todos los tramos de la carretera hacia el Chaco.

De la inspección participaran diferentes instituciones, entre ellas la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el transporte, el Comité Cívico entre otras instituciones para verificar el estado de las carreteras.

Guaygua, indicó que se tiene pendiente todavía el tramo Isiri-La Central, tramo que se encuentra al momento en manos del Ejecutivo Seccional de Desarrollo de Villa Montes, por un convenio firmado años atrás.

Si bien se trata de un tramo de la Red Vial Fundamental (RFV) en la gestión del exgobernador Lino Condori se firmó un convenio para que el Gobierno Departamental ejecute la obra a través de las subgobernaciones.

El presidente cívico, indicó que hace varios años atrás ya se tenía pensado acceder a un fideicomiso para poder ejecutar el proyecto.

Al momento la obra se encuentra abandonada, por lo que invitaron al Ejecutivo Seccional de Desarrollo de Villa Montes, Robert Ruiz a participar de la reunión con las instituciones que realizarán hoy la inspección en Isiri.

Además, de conocer la situación actual del tramo caminero, buscan definir que acciones se tomarán en adelante sobre el proyecto.

En caso de que no tenga recursos económicos el Gobierno Regional de Villa Montes, plantean que se deje sin efecto el convenio para que el tramo vuelva a competencia de la ABC. Son más de 20 kilómetros que faltan asfaltar, que son parte de la carretera entre Tarija y el Chaco.

Mencionó que ya se ejecutaron algunas fases del proyecto, pero que falta la más costosa, el asfaltado del tramo. Se espera para esta jornada contar con todos los datos actualizados del proyecto caminero.

Verificarán reactivación de proyectos ejecutados por la EBC

Guaygua, indicó también que se verificará la situación de los proyectos camineros que son ejecutados por la Empresa Boliviana de la Construcción (EBC), el tramo La Vertiente-Palo Marcado y la doble vía Campo Pajoso-Yacuiba.

Ambos tramos tenían problemas económicos el 2020 por una resolución del Ministerio de Economía que no les permitía realizar contratos por la pandemia.

Ahora el tema ya está liberado y la EBC trabaja subcontratando para ejecutar un proyecto, por lo que ambas obras debían reactivarse a finales de febrero, situación que se verificará dentro del trabajo de inspección que se realizará este martes.

Legisladores piden informe al OEP sobre la elección de representantes en pueblos indígenas

Osmar Arroyo/El Andaluz

A través de la presidencia del senado, legisladoras nacionales piden informe al Órgano Electoral Plurinacional (OEP) sobre la elección de autoridades por usos y costumbres dentro de los pueblos indígenas en Tarija.

La petición de informe está dirigida al Tribunal Electoral Departamental de Tarija (TED) y firmada por la senadora Nely Verónica Gallo secretaria del Comité de Economía Plural y por la senadora Silvia Gilma Salome, presidenta de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos e Interculturalidad.

Se pregunta a las autoridades del órgano electoral sobre las normas y procedimientos propios que se usaron por las Naciones y Pueblos Indígenas Originarios y Campesinos del departamento de Tarija para elegir a sus asambleístas departamentales en las dos últimas elecciones y que fueron avaladas por el órgano electoral.

También se consulta sobre el protocolo que fue aprobado por el órgano electoral y el TED para la elección de los asambleístas que representan a los pueblos indígenas.

Las legisladoras nacionales consultan sobre la supervisión del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde) sobre la elección de los representantes de los pueblos indígenas de Tarija.

Sobre las normas y procedimientos propios que se usaron en la Región Autónoma del Chaco en las dos últimas elecciones.

Por último, consultan sobre la representatividad que tienen las siete zonas del pueblo guaraní en el departamento, los nombres de los asambleístas elegidos por usos y costumbres en los dos últimos periodos legislativos y piden adjuntar documentación.

Los centros de primer nivel paran desde hoy por falta de recursos para su funcionamiento

El Andaluz / Yacuiba  

Los centros de salud de primer nivel del municipio de Yacuiba pararán desde hoy debido a la falta de recursos para el pago de salarios del personal y la compra de lo necesario para brindar servicios de salud, ocasionados por la deuda que tiene el Gobierno del Gran Chaco con la alcaldía, informó ayer el secretario municipal de Salud interino, Erick Cruz.

“No nos hacen la transferencia, lo que nos obligó a tomar la decisión de parar. No podemos pagar salarios a los médicos, enfermeras y administrativos, ni los gastos que implican lo servicios. Exhortamos a la gobernación a que haga el pago lo más rápido posible porque la población es la afectada”, indicó Cruz.

Los médicos de los hospitales municipales realizaron hace dos semanas un paro de actividades por el adeudo de sus salarios. El grupo se concentró en puertas del gobierno regional para exigir la transferencia de los recursos que le corresponden a Yacuiba y con ello evitar el perjuicio al personal y a la población. 

El Ejecutivo municipal aseguró que el gobierno regional recibió el 26 de febrero más de Bs 30 millones de los recursos provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), correspondientes a febrero de 2021; pero, a pesar de contar con este dinero en sus cuentas, “no muestra ni la mínima voluntad de transferir a la alcaldía por concepto de la deuda por las leyes 3038 y 3861, de salud, educación, desarrollo productivo e IDH”.

El alcalde Ramiro Vallejos mostró documentación (extractos) referida a que el gobierno regional recibe puntualmente los recursos de las regalías y que éstos no son transferidos, a pesar de que existe un mandato legal que le obliga.

Normativas

Por la Ley 3038, la deuda acumulada a educación hasta el 2021 es de Bs 7.115.552, mientras que de salud por esta misma norma suma Bs 11.596.161. En lo que corresponde a la Ley 3861, de desarrollo productivo, lo adeudado es Bs 19.425.116; y de esta misma ley, pero referente a Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), el monto se hace Bs 1.923.396.

El burgomaestre especificó que todo lo adeudado suma Bs 40.060.227, recursos que Quecaña tendría que haber transferido al gobierno municipal, “pero no lo hace por falta de voluntad, generando un gran perjuicio para la población urbana y rural”.

“Quiero llamarle una vez más a la reflexión al ejecutivo José Quecaña y a su equipo financiero y legal, para que paguen la deuda y se eviten así de problemas posteriores, porque los diferentes sectores del área urbana y rural, ya están cansados de escuchar que solo haga promesas y compromisos escritos y verbales que luego no son cumplidos”, expresó la primera autoridad municipal en conferencia de prensa.

Para el gris

La Alcaldía de Yacuiba aseguró que el gobierno regional adeuda un total de Bs 40.060.227 al municipio, recursos que son destinados a educación, salud y desarrollo productivo. La falta de transferencia del dinero ocasionó dificultad para cubrir los salarios del personal de salud y técnicos de desarrollo productivo.

Denuncian trabas para aumentar el personal en el Rubén Zelaya

El Andaluz / Yacuiba

Walter Flores, director del hospital municipal Rubén Zelaya, aseguró que el nosocomio necesita más personal para atender el flujo de pacientes y que no recibe ningún contrato, como lo hace el Fray Quebracho, pese a que su demanda es mucho menor. El salubrista y el alcalde Ramiro Vallejos denunciaron trabas para aumentar el personal.

“La administración del hospital Rubén Zelaya tomó recién conocimiento de los contratos ministeriales para los servicios de salud, hablamos con (Fabián) Audivert (coordinador de la Red de Salud) y nos enteramos que el hospital Fray Quebracho consiguió 77 contratos para el manejo del COVID-19. Pero el hospital Rubén Zelaya no consigue ningún contrato”, señaló Flores.

Agregó que recibieron información de que en una reunión con representantes del Ministerio de Salud se indicó que el hospital Zelaya no atiende ningún caso del nuevo coronavirus. “Esto es totalmente falso, porque quien enferma de cualquier patología, incluido el COVID-19, primero va al Zelaya, por eso tenemos unidad de triaje”.

De acuerdo con los datos de Flores, el hospital Fray Quebracho atiende a cinco pacientes por día, cuando el nosocomio municipal recibe entre 20 y 25 pacientes en emergencias y consultas externas. “Pero ellos tienen 77 contratos nuevos y nosotros ninguno”.

“No tenemos recursos propios para más personal y ahora, con la falta de la transferencia de recursos por parte del gobierno regional, no tenemos ni para el mantenimiento de vehículos, no tenemos ni dinero para sueldos del personal por la terquedad de este señor (José) Quecaña (ejecutivo regional) de no transferir los recursos”, expresó.

Por discriminación: Retiran respaldo a UNIDOS en Yacuiba

El andaluz / Yacuiba

Marta Peñarrieta dirigente de los Sin Vivienda, mediante una rueda de prensa denunció discriminación y maltrato de parte del candidato a la alcaldía por Unidos, Juan Carlos Castillo, asegurado que le quitarán apoyo, pero no así al candidato a Gobernador Oscar Montes, ni al candidato al Ejecutivo Regional, Juan Carlos Nallar, además de denunciar que funcionarios del Gobierno Municipal estarían detrás de la campaña de Castillo.

“Mi persona estaba invitada a participar como candidata a concejal con la Agrupación Unidos, y resulta que mi persona ha sido discriminada, parece que me han utilizado sólo para ocupar un hueco en su línea de concejales”, dijo Panarrienta, a tiempo de agregar que no se les hizo entrega de la copia de dicho convenio para entregar a sus bases.

Según la versión de esta dirigente, que preocupada por este tema, se dirigió hasta la casa del candidato Castillo, para recibir alguna explicación, asegura que fue víctima de maltrato de la esposa del candidato. “Salió la esposa y me trató de lo peor (…) es decir que nos votó asegurando que el Castillo estaba durmiendo”.

Dijo que tras la caravana denominada la “bicicleteada”, se dirigió hasta la casa de campaña, se encontró con todos los funcionarios municipal de Ramiro Vallejos con quien no he podido trabajar. “Estamos hablando de la directora de la Unidad de Vivienda, y otras unidades (…) Me llevé a sorpresa de verlos a ellos, gente con la que no pude hacer gestión durante los últimos cinco años”.

Peñarrieta, fue clara al indicar que no les quitará el respaldo a los demás candidatos de Unidos para Gobernador y Ejecutivo Regional. “No he sido maltratada por parte del candidato a Ejecutivo Regional, ni al candidato Montes, ellos son excelentes personas que trabajan bien con la gente pobre (…) Ellos si saben brindar apoyo y orientación, pero con la candidatura municipal, nos retiramos.

Ante este hecho, Luis Aguirre, vocero de la candidatura de Juan Carlos Castillos, por la agrupación Unir, se mostró preocupado y anunció para el día de hoy, una conferencia de prensa, para aclarar esta situación generada por las declaraciones de esta dirigente. 

Alcaldía sigue realizando tareas de manteniendo de áreas verdes

El Andaluz / Yacuiba

La anterior semana, el personal obrero y operativo del Gobierno Municipal de Yacuiba, trabajó de manera ardua en la limpieza y mantenimiento integral de los parques, paseos peatonales y plazas de San José de Pocitos y Barrio Nuevo que forman parte del Distrito 1, como así también en las avenidas; Bolivia, San Martín y Libertadores, explicó la directora de Medio Ambiente, Gueisa León.

La profesional ingeniera, hizo notar que la anterior semana también se trabajó de acuerdo al cronograma establecido en las áreas verdes del barrio Valentina, San Miguel de la Ceiba, Héroes del Chaco, Bella Vista 1 y 2, entre otros que son parte del Distrito 4. Acotó que para esta semana las tareas serán ejecutadas en Campo Pajoso, barrio Periodista y las plazas; principal y Estudiante.   

“Tenemos poco personal para desarrollar los trabajos en las 84 áreas verdes que tiene el municipio de Yacuiba en el área urbana y rural, pero a pesar de esta limitante lo venimos haciendo de acuerdo a lo programado. Estamos cumpliendo con los parques, plazas, paseos peatonales y avenidas, quedando pendiente las canchas donde meteremos al tractor desbrozador” dijo León.

La titular de la Dirección de Medio Ambiente, aseguró que el Gobierno Municipal efectúa estas tareas de limpieza y mantenimiento integral de manera permanente, ya que por las lluvias y por el mismo uso que la población le da a las áreas verdes y recreativas, éstas se van deteriorando de diferentes maneras, donde es importante que la ciudadanía también ayude en su conservación.

Byung-Chul Han: «Sólo los ricos pueden permitirse la distancia social»

Entrevistar a Byung-Chul Han es todo un ritual. Sólo acepta preguntas por escrito y sólo responde en alemán. Como si se asegurara de que su interlocutor está dispuesto a sortear complicaciones. Nació en Seúl, en Corea del Sur, en 1959, y no llegó a Alemania hasta sus 26 años. El alemán no es su primera lengua pero sí en la que se asienta el pensamiento de un filósofo que transmite sus ideas con gran claridad, en libros breves pero intensos que no precisan de una erudición sobrehumana para ser asimilados. Como si supiera a qué tipo de realidad se está enfrentando, una en la que las personas están cansadas, en muchos casos explotadas y en la que los matices entre público y privado se desdibujan hasta casi desaparecer.

Esta cualidad premonitoria de Han tiene en 2020 algo de catártico pues acaba de publicar en España un libro, La desaparición de los rituales (editorial Herder) -Alemania lo leyó el año pasado- que adelantaba lo que ahora sabemos: «que los rituales dan estabilidad a la vida y son en el tiempo lo que una vivienda en el espacio». Sus querencias, el narcisismo exacerbado de la sociedad moderna, la muerte del deseo y la omnipotencia del consumo se analizan desde este ángulo, dibujando un panorama que, más que nunca, exige la rápida actuación del ser humano.

Dice en su último libro que nos han vendido un estilo de vida intenso, y señala que quien espera siempre lo nuevo, lo estimulante, pasa por alto lo que ya existe. ¿Puede la pandemia reconducirnos a una vida distinta?

Algunos sociólogos ya están difundiendo un romanticismo del coronavirus. Hablan de desaceleración o de sosiego. Según ellos, esta sería una oportunidad. Volveríamos a tener tiempo para prestar atención al canto de los pájaros o para detenernos a oler el aroma de las flores. Pero conviene mantener un cierto escepticismo. Lo que probablemente sucederá es que tras la epidemia el capitalismo avanzará aún con mayor ímpetu y que nosotros viajaremos aún con menos escrúpulos. La presión para aportar rendimiento, para optimizarnos y para competir seguirá aumentando. En este momento el capitalismo no está siendo desacelerado, sino retenido. Reina una paralización nerviosa, una calma tensa. No nos abandonamos al sosiego, nos han obligado a una inactividad. La cuarentena no es un tiempo de tranquilidad. No se producirá ninguna revolución viral.

¿Acepta que se ha acelerado lo que usted plantea en su libro, que los rituales están desapareciendo?

La pandemia remata la desaparición de los rituales. También el trabajo tiene aspectos rituales. Uno va al trabajo a las horas fijadas. Y el trabajo se hace en comunidad. También el coworking o trabajo cooperativo apunta al carácter comunitario. Pero en el teletrabajo, al que la pandemia obliga, esta dimensión ritual se pierde por completo. En El principito de Saint-Exupéry el pequeño príncipe le pide al zorro que lo visite siempre a la misma hora, para que la visita se convierta en un ritual. El principito le explica al zorro qué es un ritual. Los rituales son en el tiempo lo que una vivienda es en el espacio. Hacen habitable el tiempo, como si fuera una casa. Ordenan el tiempo y de este modo hacen que tenga sentido para nosotros. El tiempo carece hoy de una estructura firme. No es una casa, sino un flujo inconstante. Antes era también todo un ritual ver un programa de televisión un determinado día de la semana a una determinada hora, toda la familia. Hoy se puede ver un programa a cualquier hora, cada uno por su cuenta. Eso no significa directamente que tengamos cada vez más libertad. La flexibilización total de la vida también acarrea pérdidas. Los rituales no son simples restricciones de la libertad, sino que dan estructura y estabilidad a la vida. Consolidan en el cuerpo valores y órdenes simbólicos que dan cohesión a la comunidad. En los rituales experimentamos corporalmente la comunidad, la cercanía comunitaria. La digitalización descorporiza el mundo. Y a esto se suma ahora la pandemia. Ella agudiza la pérdida de la experiencia corporal comunitaria.

Otra consecuencia es la pérdida de imagen pública. ¿Podría el rostro convertirse en una prerrogativa de la intimidad?

No me gustaría recibir los últimos sacramentos de un sacerdote que lleva puesta una mascarilla protectora. La pandemia está poniendo de manifiesto que vivimos en la sociedad de la supervivencia. Sobrevivir lo es todo, como si nos halláramos en un estado de guerra permanente. Todas las fuerzas vitales se emplean hoy para prolongar la vida. En vista de la pandemia la sociedad de la supervivencia prohíbe las misas incluso en Pascua. Hasta los sacerdotes practican la distancia social y llevan mascarillas protectoras. Sacrifican completamente la fe a la supervivencia. ¿La caridad? Se expresa guardando la distancia. El virus derroca a la fe. Todo el mundo está pendiente de lo que dicen los virólogos, que adquieren así el monopolio absoluto de la interpretación. La narrativa de la resurrección queda totalmente desbancada por la ideología de la salud y de la supervivencia. Ni siquiera el Papa Francisco es una excepción. San Francisco abrazaba leprosos…

El ritual que más ha visto acelerada su desaparición con la Covid-19 ha sido el del duelo.

En los ritos de duelo la aflicción se mancomuna. Facilitan el proceso individual. La ceremonia funeraria se aplica como un barniz protector sobre la piel, que la aísla para preservarla de las atroces quemaduras ante la muerte de una persona amada. Y los últimos sacramentos facilitan la muerte, dan apoyo al moribundo. Los rituales son también dispositivos de protección. Cuando desaparecen, nos sentimos a la intemperie. Por eso he escrito que los rituales son técnicas simbólicas de instalación en un hogar. Transforman el estar en el mundo en un estar en casa. Convierten el mundo en un lugar fiable.

Algo positivo es que, mascarillas de por medio, cobran mayor importancia las miradas: ¿incidirán en un regreso a la seducción y hacia la empatía?

Hoy ya solo miramos nuestro smartphone. Cada vez nos miramos menos entre nosotros. Incluso la madre está mirando permanentemente su smartphone en lugar de devolverle la mirada al niño. En la mirada de la madre el niño encuentra apoyo, confirmación y comunidad. La mirada de la madre infunde una confianza primordial. La falta de mirada provoca un trastorno en la relación consigo mismo y con los demás, y es también causante de la actual pérdida de la empatía. En mi libro La expulsión de lo distinto escribí que el otro se revela sobre todo como mirada. El smartphone y la digitalización hacen que vivamos en una sociedad sin mirada. La comunicación digital tiene consecuencias negativas en nuestra relación con el otro. Cada vez perdemos más empatía. Hace 10 años, la famosa artista de performances Marina Abramovic hizo una memorable en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, que consistía en un ritual de la mirada. Durante tres meses permaneció sentada en una silla, ocho horas al día, mirando fijamente a los ojos a la persona que estaba sentada enfrente. Fue un evento muy emocional. Algunos se sintieron tan sobrecogidos por la penetrante mirada de la artista que rompieron a llorar. Pienso que la mirada puede sanar, que puede sacarnos del aislamiento narcisista. Imagínese usted que a causa del coronavirus Marina Abramovic llevara puesta una mascarilla durante su performance. Su mirada no produciría ningún efecto. Pienso que el rostro enmascarado aísla a las personas sin que lo noten y acelera la desaparición de la empatía.

Hay quienes dicen que, tras la pandemia, el mundo, o el ser humano, será otro. Y quienes mantienen que seguiremos mostrando la misma miseria de siempre. ¿Habrá cambios que se mantengan o todo depende de la vacuna?

De una manera imperceptible la distancia social acabará dejando sus huellas. Ya se está convirtiendo en un acto de distinción social. Solo los ricos se pueden permitir la distancia social. Se retiran a sus villas en el campo, mientras que los pobres siguen teniendo que viajar al trabajo desde los suburbios en trenes repletos. La pandemia amenaza a nuestro liberalismo. Pronto se impondrá la evidencia de que, para combatirla, conviene centrar la mirada en el individuo. Pero el liberalismo no permitirá que esto se produzca sin más. Una sociedad liberal consta de individuos con libertad de movimiento, que no toleran la intervención estatal. La protección de datos impide la vigilancia de los individuos y, como la sociedad liberal no cuenta con la posibilidad de tomar al individuo particular como objeto de la vigilancia, lo único que le queda es un shutdown o cierre total con enormes consecuencias económicas. Occidente pronto se dará cuenta de una verdad fatídica: que lo único que puede impedir ese shutdown es una biopolítica, una vigilancia digital del cuerpo que permita acceso irrestricto al individuo. Pero darse cuenta de esto significa el final del liberalismo.

Usted quiso estudiar literatura, dice que ya que ya nadie lee poesía y que esto es otro síntoma de la pérdida de rituales.

En los poemas juega el lenguaje. Al hacer poesía, jugamos con el lenguaje. También el ritual es un juego. Uno de los motivos, y no el menos importante, por los que hoy apenas leemos poesía es que hemos olvidado lo lúdico. A cambio, leemos muchas novelas de intriga. Las novelas de suspense proporcionan un desvelamiento progresivo de la verdad, como si fuera un destape. Ese desvelamiento es pornográfico. En la pornografía, la verdad es el sexo. No leemos poemas aguardando la verdad final. No tienen nada que desvelar, no permiten una lectura pornográfica. También en la sexualidad hemos dejado de jugar, lo que cuenta hoy es el rendimiento. También en el amor se está perdiendo lo lúdico. En la época de Tinder ya no hay seducción ni rituales de seducción, se va directamente al asunto. Pero lo erótico es el juego con las cosas secundarias. Librémonos de la idea de que todo placer procede del cumplimiento de un deseo. Solo la sociedad de consumo se rige por los deseos. En un juego compartido yo no trato de satisfacer mi deseo. No estoy afirmando que debamos regresar al pasado. Más bien abogo por inventar nuevas formas de actuar y de jugar en común, formas que se desarrollen más allá del ego, más allá del deseo, más allá del consumo, y que generen una comunidad. Mi libro apunta a una sociedad venidera. Con la pandemia experimentamos hasta qué punto son importantes los juegos y los rituales. Ni siquiera se nos permitía comer juntos. Juntarse para comer no se puede digitalizar».