Jurados electorales podrían terminar arrestados por faltas graves en el proceso electoral

EL Andaluz/Agencias)

FALTAS Y SANCIONES

Leves

El reglamento consigna como faltas leves la inasistencia injustificada o el abandono de las juntas de jurados, además de la ausencia temporal de la mesa de sufragio, sin autorización de su presidente o cuando estén presentes menos de dos miembros.

En esos casos, se sancionará a los jurados con una multa de entre el 5% y 30% de un salario mínimo.

Si el jurado no devuelve todo o parte del material no sensible, previsto en los sobres de seguridad, al notario electoral o no lo hace de manera oportuna; o incumple los horarios de apertura y cierre de mesa, será sancionado con una multa del 10% al 30% de un salario mínimo.

Si se niega a dar asistencia para el voto de personas con necesidades especiales o mayores de 60 años, que así lo requieran, el jurado hará trabajo social por cuatro fines de semana en instituciones de gestión social o será multado con el 15% de un salario mínimo.

Si se rehúsa a brindar información u orientación para el ejercicio del derecho al voto, en el idioma local, se sancionará con trabajo social de dos fines de semana, en el cuidado y limpieza de áreas públicas municipales de su localidad.

Graves

Si el jurado se niega a firmar el acta electoral sin justificación legal; si se ausenta de manera injustificada o abandona la mesa de sufragio el día de la elección, se sancionará con una multa de entre el 30% y 50% de un salario mínimo.

Se aplica la misma penalidad en caso de que el jurado omita dar información inmediata a notarios electorales, sobre violaciones a las normas electorales fuera del ámbito de su competencia.

En caso de que el jurado ejerza sus funciones en estado de ebriedad y/o bajo influencia de sustancias controladas, será suspendido de manera inmediata y se procederá a su arresto por ocho (8) horas, además que deberá pagar una multa de entre el 21% y 35% de un salario mínimo.

Muy graves

En caso de que el jurado se niegue a consignar en el acta electoral los resultados o las observaciones, será sancionado con una multa del 50% de un salario mínimo y, si corresponde, se lo remitirá al Ministerio Público.

Si se niega a proporcionar copias del acta electoral a los delegados de las organizaciones políticas será sancionado con la suspensión inmediata y se procederá a su arresto por ocho (8) horas, además de una multa del 36% al 50% de un salario mínimo.

Se aplica la misma penalidad si el jurado se niega a permitir el acceso a los delegados y electores inscritos en las respectivas mesas para la captura de imagen del acta electoral.

Tras la repetición de votación, el TSE cierra la primera vuelta de la elección departamental, regional y municipal

Luego de la repetición de votación que se realizó el domingo en Pando, Beni, Santa Cruz, Chuquisaca y Potosí, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio por cerrada la primera vuelta en la elección de autoridades departamentales, regionales y municipales.

El proceso electoral se llevó a cabo en 125 mesas de esos cinco departamentos que fueron anuladas en los comicios del 7 de marzo, debido a “errores insalvables” en actas electorales, problemas climáticos y destrucción del material. Con esta actividad y con los cómputos, que cerraron ayer, concluye la primera vuelta de la elección departamental, regional y municipal, afirmó el presidente del TSE, Salvador Romero.

En ese marco, destacó que la jornada electoral se realizó en un “ambiente de paz y de tranquilidad”, en todos los puntos del país.

Concluida esta etapa, el TSE se alista para encarar la última fase del ciclo electoral, con la realización de la segunda vuelta en Pando, Chuquisaca, Tarija y La Paz, prevista para el 11 de abril, cuando la población elegirá a los gobernadores de esos departamentos.

En esa oportunidad, también se confirmó la presencia de dos misiones de observación internacional: la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Unión de Organismos Electorales de América (Uniore). Ambas instituciones observaron la primera vuelta y tienen décadas de observar los procesos electorales en Bolivia, con “metodologías rigurosas e  imparcialidad”.

Deja un comentario