Pese a acta de desalojo de vendedores callejeros, la vigilia de San Gerónimo persiste

El Andaluz/ Yacuiba

Luego de protagonizar una protesta, los locatarios del mercado San Gerónimo se reunieron ayer con autoridades ediles y lograron un acta de compromiso de 10 puntos, entre ellos el desalojo de los vendedores de pescado que se asentaron en las calles; pero las bases lo rechazaron y anunciaron que la vigilia persistirá hasta ver acciones, porque no sería la primera vez que firman un documento que “no se cumple”.

Decenas de comerciantes de San Gerónimo se concentraron desde la mañana de ayer en la Plaza del Estudiante para exigir respuestas a la Alcaldía, respecto al asentamiento en las calles de vendedores de pescado, pese a que la Dirección Municipal de Ingresos lo prohibió y estableció exclusividad en dicho mercado. No obstante, los ánimos se fueron caldeando y las demandas aumentaron a que se retire también a verduleros y fruteros de la vía pública.

Luego del mediodía, las autoridades ediles recibieron a una comisión de locatarios y tras más de cuatro horas de reunión lograron consensuar un acta de 10 puntos; el primero señala que “se despejará las calles y aceras del mercado siniestrado y demás calles adyacentes” y el segundo indica que “no se concederá permiso o autorización a ninguna persona para ocupar dichos espacios”.

El tercer punto fija específicamente que “desde el 26 de marzo (hoy) se hará desocupar la calle de venta de pescados y no se otorgará licencia de funcionamiento para esta actividad en la zona”. En el cuarto se acuerda que el 27 de marzo se realizará trabajos de mejoramiento de avenidas, calles y aceras del mercado San Gerónimo; y en el quinto, que se priorizará el alumbrado público del sector cuando se concrete el proyecto de adjudicación de pantallas.

El sexto punto establece que el personal administrativo del mercado San Gerónimo estará sujeto a evaluación sobre su rendimiento; el séptimo indica que “se acuerda suspender las clausuras de las casetas del mercado San Gerónimo y se dará un tiempo de dos meses para evaluar el comportamiento locatario”.

En el octavo, se autoriza la ampliación de los pagos de alquileres de febrero, marzo y abril del año lectivo, bajo la misma modalidad anterior. En el noveno se aclara que las dos licencias otorgadas para la venta en la calle 7 se mantendrán, pero no se otorgarán más. Y en el décimo se señala que “de comprobarse que un locatario de San Gerónimo alquila espacios en el mercado Campesino y otros, perderán automáticamente sus casetas en el primer centro de abasto”.

Estos 10 puntos fueron leídos ante los locatarios que permanecieron en las afueras de la Alcaldía. Sin embargo, el grupo manifestó su rechazo y observó que el punto uno, de desalojo, no especifica una fecha; y que el punto tres solo se refiere a vendedores de pescados y no así a verduleros y fruteros.

“Tampoco hay nada sobre los camiones que ingresan con grandes mercaderías para las calles. No estamos de acuerdo con este documento porque no es la primera vez que lo firmamos y no se cumple nada, ya no les creemos”, indicó una de las locatarias que prefirió no brindar su nombre.

Deja un comentario