Concejo detecta problemas en baños y sistemas de agua en colegios rurales

El Andaluz / Yacuiba

Problemas en baños y en los sistemas de agua, además de la falta de insumos de bioseguridad, fueron identificados por la concejala Erlinda Urzagaste, quien pidió a la Alcaldía de Yacuiba aprovechar la semana de postergación de las clases semipresenciales para dar soluciones. La legisladora regional consideró que el resto de problemas son menores.

“Espero que en el transcurso de estos días se solucione por lo menos lo más elemental: el tema de los baños, porque es parte de la higiene; el tema de agua; y el material de bioseguridad. Eso se debe proporcionar lo antes posible. Se ha ampliado una semana más el reinicio de las clases y tendrán un poco más de tiempo para hacerlo”, señaló ayer la concejala.

Urzagaste se trasladó el martes al área rural y dispersa para verificar las condiciones de las unidades educativas. Los padres de familia denunciaron en reiteradas oportunidades que el mantenimiento no está llegando a los establecimientos, que la maleza crece y que aún no se reparan los sistemas sanitarios y de agua.

La concejala detalló que visitó la unidad educativa del Bagual, donde encontró una maleza alta. “Pero entró gente de la Alcaldía y empezó a trabajar justo el martes”. Después llegó hasta el colegio de Tatarenda y allí se toparon con dificultades, pero ninguna que pueda impedir el retorno a clases. “Les hablo de falta de focos, de problemas en las manivelas de las puertas, ventanas rotas y otras cosas que se pueden solucionar gradualmente”, añadió.

También recorrió la unidad educativa Pastor Grajeda, en Caiza, porque existían denuncias de que no les entregaron el mobiliario. “Lo que vimos es que sí entregaron pupitres, aunque no todos, y que faltan algunos gaveteros. Es una situación que también se debe atender, más aún cuando es una infraestructura nueva y hermosa”.

Urzagaste aclaró que optó por el área rural y dispersa porque habitualmente es donde hay mayor preocupación y reclamos al estar alejados del centro. En los sectores visitados se aplica la modalidad semipresencial, con alumnos que asisten de forma intercalada debido a que el riesgo por el COVID-19 aún continúa.

Toda a información fue plasmada en un informe, que fue presentado al pleno del Concejo Municipal y posteriormente derivado al Ejecutivo municipal para su seguimiento. “De estos informes he presentado varios y se está haciendo, no se puede decir que la Alcaldía no hizo nada. Hay quejas de falta de recursos, pero se hizo un presupuesto, lo que no llegaba era el efectivo y eso atrasaba el trabajo”, dijo la concejala.

Todas las unidades educativas del municipio ingresarán a las clases semipresenciales a partir del 5 de abril. La idea inicial era para el 29 de marzo, pero debido a la incidencia de casos y a que la municipalidad aún debe solucionar pendientes en cuanto a mantenimiento de las infraestructuras escolares, se postergó una semana.

Deja un comentario