Buscan a un cuarto implicado del joven estudiante de mecánica Felipe Areco

La víctima se habría agarrado a golpes con uno de los sindicados, el mismo conocido como el Chaqueño, quien apuñaló a sangre fría al joven.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Este miércoles, se realizará la audiencia en contra de Rodolfo Villena, Fernando Robles, y Carlos Subelza, quienes fueron denunciados por asesinar a puñalada a Felipe Areco, el pasado 9 de marzo en la comunidad de el cañaveral (Carapari), habiendo incluso otro implicado, identificado como Lisandro Donaire, el mismo está prófugo.

De acuerdo con lo relatado por Jerson Areco, ayer al mediodía le dieron el último adiós a Felipe Areco, a quien recuerda como a una persona que le gustaba la pesca, y que nunca se perdió, retornando siempre a su casa, por lo que les pareció sospechoso que esta vez este desapareció desde el pasado 9 de marzo.

“Se pudo hacer la entrevista correspondiente a uno de los autores, y fueron nuestros propios vecinos, ellos estuvieron presentes ahí. El señor Rodolfo Villena está tratando de dar otra información, cuando el de inicio vino a buscarme cuando estaba en el hospital, me dijo que mi hermano se vino a Bermejo, luego de que compartieron bebidas alcohólicas”, dijo Areco.

Como familiar, le dijeron que el celular de su hermana estaba en desperfecto, y que el mismo tenía que aparecer, ya que al siguiente día debía estar en la ciudad de Tarija, ya que estudiaba en el instituto técnico en mecánica automotriz Simón Bolívar, por lo que desmintió de que sea un peón de Villena.

“Tenemos las boletas de pago del mes de la técnica, no era su peón, mi hermano se encontraba con ellos porque los conocía, y el (Villena) nos dice que se encontraba con ellos tomando en su estancia, y él (sospechoso)estaba dormido y no pudo intervenir en el caso. Que falta de humanidad, sino interino, si los asesinos eran sus trabajadores”, aseguró el entrevistado.

Los sospechosos fueron presentados ayer en la mañana, y ahora buscan al cuarto implicado, quien sería el que apuñaló a Areco.

Deja un comentario