Señalan que loteamientos en el área rural afecta el abastecimiento de agua para riego

Osmar Arroyo/El Andaluz

La mañana de ayer viernes, la concejal municipal de Cercado, Raquel Ruiz, informó a El Andaluz que se trabaja una importante ley con el sector de los campesinos.

Destacó que la Ley de Áreas Protegidas permite trabajar en otras leyes más específicas a favor del área rural y el área urbana.

La concejal dijo que se busca la protección de acuíferos en 10 comunidades de Cercado, con los que se procedió a firmar un convenio ayer.

Consideran que el loteamiento ilegal de tierras en el área rural afecta de gran manera las fuentes de agua, pero con la norma ahora se podrá protegerlas.

Se trabajó con diferentes dirigentes campesinos y se socializó la norma en las comunidades.

Aclaró, que no se impuso nada a las comunidades y que se firma el convenio por voluntad propia, incluso son las comunidades las que eligen que zonas quieren que se protejan.

Existen zonas que quieren que se vuelvan áreas protegidas, porque son afectadas por los asentamientos humanos.

Mencionó, que se realizó un trabajo de campo durante dos semanas, para verificar las áreas que quieren que se vuelvan protegidas.

Explicó, que se trata de una ley específica de conservación de las fuentes de agua y que el sector campesino entregó un estudio de las áreas que se encuentran en las 10 comunidades para luego hacer el trabajo de campo.

La concejal Ruiz, indicó que existe una categorización para la reserva protegida, es un área protegida y que se trata de la convivencia del ser humano con la naturaleza.

Con la norma también dijo que se podrá captar recursos económicos para que se pueda potenciar la actividad agrícola, ganadera e incluso turística, pero es importante socializar la norma.

Para preservar las fuentes de agua indicó que es necesario evitar los asentamientos humanos, porque es un peso ambiental muy grande y es necesario conservar los acuíferos para garantizar el abastecimiento de agua por lo menos hasta el 2030.

La comunidad de Pinos Norte, Pinos Sur, San Pedro de Sola, San Andrés, parte de Tolomosa, Guerra Huayco, Turumayo y Obrajes son las comunidades que firmaron ayer el convenio para la declaratoria de área protegida para la preservación de las fuentes de agua.

Por su parte, el ejecutivo de la Subcentral Campesina de Tolomosa, Sail Guerrero, indicó que se trabajó en la norma en plena pandemia de forma virtual con los dirigentes campesinos y con la GIZ de la cooperación alemana.

También se coordinó el trabajo con el Concejo Municipal y la secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación.

Para la preservación de las fuentes de agua, Guerrero considera que lo primero es normar las urbanizaciones, los loteamientos.

Buscan evitar los loteamientos en el área rural

El dirigente campesino, dijo que se debe comenzar a trabajar para que no haya loteamientos en el área rural para no afectar los acuíferos.

Recordó que las comunidades fueron saneadas para la actividad agrícola y ganadera y si no se cumple con esas dos actividades, las tierras podrían ser revertidas al Estado.

“Las personas que compran lotes en el área rural están siendo estafadas”, expresó.

Señaló, que como organización campesina se ha desconocido todo tipo de urbanizaciones en el área rural porque altera el diario vivir y afecta las fuentes de agua para la actividad agrícola.

Con la norma considera que se podrá ayudar a la protección de los acuíferos, que son afectados por el movimiento de tierra que se realiza para la nivelación de terrenos.

Guerrero dijo que se quiere proteger la economía de las familias campesinas, porque la agricultura funciona con agua para riego y en algunas estaciones del año las comunidades se estan quedando sin agua, producto de los asentamientos humanos.

Resaltó, que del río Tolomosa también se mantiene la producción agrícola de la vid en el municipio de Uriondo que genera muchos ingresos económicos.

En ese sentido dijo que no sólo es interés de Cercado el poder preservar las fuentes de agua, también tienen que tomar parte de esto Uriondo.

Aclaró que con las áreas protegidas, no se afectará la actividad agrícola y ganadera en las comunidades, que se podrá seguir usando el agua de acuerdo al uso y costumbre de las comunidades.

Reiteró, que son los loteamientos clandestinos los que afectan los acuíferos, indicando como ejemplo que la comunidad de Turumayo ya no cuenta con agua por ese motivo, por el movimiento de tierra que realizan y el sedimento que se genera en las fuentes de agua.

Deja un comentario