Un hombre sufrió el robo de bs 100.000, le rociaron en la cara un somnífero

La víctima además denunció que le robaron un celular, y asimismo reconoció que una pareja son los autores de este hecho, calificado como robo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un hombre que llegaba de la ciudad de Santa Cruz hasta el poblado de Villa Montes, sufrió el robo  de cien mil bolivianos y su celular. Los sospechosos son dos, una mujer y un sujeto de sexo masculino, quienes lo habían interceptado por inmediaciones del surtidor llamado Caiguami, donde le rociaron con un chisguete un somnífero.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), se conoció que alrededor de las 20:10 , en inmediaciones del barrio Chañar, sobre la carretera a Santa Cruz, frente al surtidor Caiguami, sucedió un robo de una suma alta de dinero y un teléfono móvil.

“Resulta que, el denunciante parte de la Ciudad de Santa Cruz conduciendo un camión MARCA NISSAN CONDOR COLOR BLANCO, llevando la carga vacía para la ciudad de Tarija, en eso a horas 20:00, llego a la ciudad de Villa Montes en donde se estaciona. Luego se acerca una mujer diciéndole “Estas yendo a Tarija”, él le dije que no “luego nuevamente volvió”, le dijo no quieres hacer pieza”, el denunciante le dice que no, luego se fue la mujer”, dijo el informante.

En ese momento la víctima baja del motorizado a revisar las llantas del aire, en ese momento, de pronto paso por su delante una persona de sexo masculino, en donde esa persona le chisguetea con el chisquete de desinfección tamaño pequeño en la cara, luego esa persona se fue pasando al frente de la carretera.

“ En eso sube al camión y luego de unos minutos pierde el conocimiento y se durmió, luego a horas 21:30 , se levantó, asustado donde empezó a rebuscar sus pertenencias donde se percata que le faltaba cien mil dólares, un celular marca Samsung J4,   por lo que se dirigió a la Policía, donde formalizó denuncia y asimismo el caso paso a conocimiento del Ministerio Publico”, refirió el policía.

Deja un comentario