Ex asambleísta del MAS Julio Cesar Ferreira condenado a 30 años por violador

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El Tribunal Ordinario de Sentencia de Villa Montes ha determinado una sentencia de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, en contra del ex Asambleísta Regional, Julio César Ferreira Campos, por los delitos de violación y abuso sexual en contra de cuatro niñas y niños. Además, dispuso una asistencia familiar de 400 Bs mensuales. 

Jazmín Maricarmen Acebo Gutiérrez, esposa del agresor y madre de tres de las víctimas, también ha sido condenada como cómplice, pero con una sentencia mínima de tres años de privación de libertad, la cual será apelada por el Ministerio Público y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio.

La organización de mujeres Yo te creo estuvo organizada durante mayo del año pasado en vigilia para que el caso de Ferreira pueda tener una sentencia condenatorio por el abuso a cuatro menores.

La denuncia fue interpuesta el 29 de abril del 2020 por la abuela de los niños. El 20 de abril los menores le contaron a la señora sobre las agresiones. Ella tras enterarse, llevó a los niños a un centro médico para que los evalúen y posteriormente formalizar la denuncia.

Según documentos que pudo acceder El Andaluz Julio Cesar Ferreira golpeaba a los menores de edad en la noche y no los dejaba dormir, además la violación y las vejaciones lastimaron a las niñas a tal punto que no podían realizar sus necesidades biológicas con normalidad.

Ronald Caballero, abogado de las víctimas, informó que una vez analizadas las pruebas emitieron una sentencia condenatoria al medio día en Villa Montes, también aclaró que los abusos se abrían dado meses posteriores a la denuncia y el día que llegó abusar a los cuatro menores.

La abuela de las cuatro víctimas, quien fue la denunciante, explicó ante medios del colectivo Yo Te Creo, que está conforme con la sentencia del “violador, torturador”, explicó que sus hijos fueron torturados, lamentó que su hija no haya tenido el valor de denunciar a Ferreira.   

“Que sea una manera de sentar precedente, ojalá los jueces le hubieran dado 30 años por cada niño, porque fueron cuatro” explicó.

A pesar de la sentencia favorable se observó retraso en sentencias de muchos casos de violencia a mujeres y menores.

Deja un comentario