Terapia intensiva del HRSJD Tarija llega al tope con una sepa más fuerte que la anterior

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El Director de Terapia Intensiva del Hospital Regional San Juan de Dios, Roberto Mérida, indicó a EL Andaluz para las noticias de Tarija, que las 13 camas que existían en la UTI del principal hospital de Tarija ya están ocupadas.

Debido a esto se habilitaron tres camas más en la segunda sala de terapia, de estas dos fueron ya solicitadas, en total Mérida posee alrededor de 37 camas que prevé serán ocupadas de manera rápida si las cifras siguen subiendo, ante la situación es posible que se habilite una sala más de Unidad de Terapía Intensiva (UTI), hasta el momento son tres salas, dos de terapia intermedia y una de intensiva. 

Por otra parte el director de Terapia Intensiva, explicó que se tiene problemas de personal  “ El gobernador se comprometió a conseguir personal, no ha problemas de enfermeros y auxiliaras sino médicos” declaró.

Este problema esta agudizado por el decreto supremo de Luis Arce, 4434 que impide que se contrate personal médico debido a que los galenos tiene prohibido recibir dos sueldos del Estado, esto reduciría la cantidad de profesionales que se puede contratar para terapia intensiva, no se tomó en cuenta la pequeña cantidad de profesionales que existen en el país.

“Muchos médicos trabajan en dos lugares” protestó Mérida, a tiempo de informar que no se cuenta con medicamentos y muchos de los familiares de los pacientes deben conseguirlos de manera ilegal, de contrabando, al situación es grave.

 La segunda ola es más agresiva

Esta nueva sepa se está mostrando silenciosa declaró a El Andaluz el doctor, Roberto Mérida, explicó el caso de pacientes que tenía  80% del pulmón tomado pero no tiene ningún síntoma, y cayó de golpe en la UTI.

También sucedió con un trabajador del sector de la construcción, que fue a parar la hospital por un accidente y descubrieron que más de la mitad de su pulmón estaba afectado por covid.  

“Pienso que es una nueva sepa, es un virus ARN que muta rápidamente, ayer internamos un paciente albañil que se cayó de un andamio cuando se le realizó la tomografía de pulmón vimos que mas de la mitad de pulmón estaba tomado, ese chico estaba trabajando y no tenía síntomas” declaró .

El especialista alcaró que una vez que se ingresa a terapia intensiva no se sabe cuándo se saldrá, el promedio es de 21 días, sin embargo, puede estar cinco días o meses, “ Es un tema más filosófico entrar o no, a veces pacientes de avanzada edad no los ingresan porque no aguantan, y muchas familias deciden disfrutar los últimos momentos con sus familiares, otras veces se los obliga a aguantar y se los tiene varios meses, y sufren, es muy duro ingresar ahí” indicó.

A pesar de tener tantos factores en contra Tarija tiene el índice más bajo de mortalidad en terapia intensiva de covid-19, lo que es una buena noticia en un mar de amarguras.

Por ultimo el Director de Terapia Intensiva del Hospital Regional San Juan de Dios, Roberto Mérida, instó a la población a ser vacunada y no ir contra la ciencia, que es la única forma de salir de la pandemia. Cualquier vacuna puede producir efectos secundarios, cuando llegue la vacuna hay que utilizarla aclaró.  

Deja un comentario