Meyer: Por falta de oficinas de la AJAM en Tarija se pierde $us 30 millones de dólares al año

Osmar Arroyo/El Andaluz

El presidente de la Cámara Minera de Tarija, Rodolfo Meyer, informó que desde hace varios años atrás, exigen al Gobierno Nacional de que se instalen oficinas de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) en Tarija, para que se puedan registrar las concesiones mineras.

La falta de estas oficinas provocan una pérdida de alrededor de 30 millones de dólares por año, según Meyer.

Indicó, que las empresas tienen que ir hasta Tupiza para registrar las concesiones mineras, hacer las publicaciones y pagar impuestos en esa región, lo que además, toma varios días.

Por esa situación, Meyer, indicó que varias empresas prefieren operar de forma clandestina y no registrarse.

Sólo como comparación, indicó cuando años atrás era la Superintendencia de Minería la que veía estos temas en Tarija se tenían alrededor de 400 empresas registradas, pero ahora con la AJAM con oficinas en Tupiza se tienen registradas sólo a 40 empresas.

“No podemos concesionar las minas tarijeñas”, expresó, a tiempo de indicar que se lo debe hacer en Tupiza, departamento de Potosí.

Señaló que la gente no quiere ya registrar la actividad minera, porque toma muchos días y se tiene que viajar hasta Tupiza.

Recordó, que hablaron con el ministro del área durante el gobierno de Evo Morales y había el compromiso de resolver el tema, pero se cambió de autoridades en dos oportunidades y ahora se tienen que comenzar las gestiones nuevamente.

Resaltó, que a diferencia de los hidrocarburos, con la minería se genera movimiento económico en la región, porque con la venta de yeso al Paraguay, se recibe la plata y se paga las obligaciones en Tarija, en cambio con el gas el pago se hace directamente al Tesoro General de la Nación (TGN) y sólo llega un porcentaje al departamento.

Recordó que hace varios años atrás la AJAM pretendía instalar oficinas en Tarija, pero por discusiones sin sentido con autoridades de Tarija no se lo hizo.

Señaló, que la Gobernación debía dotar de una oficina para la AJAM, pero surgieron diferencias por el letrero que se colocaría en la oficina.

Deja un comentario