Reiteran a la población cumplir el protocolo de bioseguridad en las fiestas navideñas

El Andaluz/Yacuiba

El director del hospital Rubén Zelaya, Dr. Oscar Aliaga, tras un reconocimiento de la Defensoría del Pueblo, por su labor durante la pandemia, hizo un balance de gestión respecto al Covid-19 apuntó a la responsabilidad compartida, del sector salud, autoridades y población para evitar un rebrote en el municipio de Yacuiba.

“El COVID-19 nos ha afectado a todos, lastimosamente muchos hemos perdido familiares, amigos, conocidos, trabajadores en salud, la enfermedad atacó a gente de todas las edades y estamos ante la amenaza de una segunda ola que esperemos no nos arrincone o afecte como está ocurriendo en Europa”.

Respecto a las falencias en el sistema de salud, quedaron expuestas con la propagación del virus, las autoridades y el personal redoblaron esfuerzos en planes de contención, pese a las limitaciones y falta de equipamiento. “Particularmente en Yacuiba seguimos como estábamos a un principio, nos falta equipamiento, recurso humano, insumos de bioseguridad (…) hoy vemos peligrosamente un relajamiento de la gente y el mayor riesgo que hay son las reuniones sociales, no se cumplen las normas de bioseguridad y se disemina la enfermedad”, afirmó.

Considerando las previsiones epidemiológicas y las fiestas de fin de año, pidió a la población cuidarse, mantener los protocolos de bioseguridad, evitando  las aglomeraciones y fiestas que puede derivar en contagios y complicaciones en la salud. “Pedimos a nuestra sociedad que se cuide, que cuiden a sus familias, cumplamos las normar de bioseguridad que es más sencillo y más barato, lavarse las manos, usar barbijo, mantener distanciamiento social, quedarse en casa y no asistir a eventos; a tener que estar postrados en una cama, sin medicamentos, entubados, con muchas deficiencias que la pandemia desnudó en nuestro sistema de salud, por un festejo de una noche podemos estar veinte días en cuarentena y con riesgo hasta de perder la vida”, manifestó.

Espacios abiertos

La Secretaria Municipal de Salud Alba Riffarachs refirió que las reuniones sociales deben realizarse en un espacio abierto, para una mayor ventilación, en esa línea,  aseguró que los aerosoles propagan el virus y que se mantenga por mayor tiempo en el espacio aéreo. “Por ejemplo, el humo del cigarrillo lo que hace es mantener a este virus a flote, por eso se recomienda que si vamos almuerzos, cenas, las actividades se hagan en lugares abiertos”. Enfatizó en que  los locales nocturnos y otros centros de diversión cumplir con los horarios establecidos. “Solamente hasta las 11 de la noches, el transporte es el único autorizado hasta las 12, por el retorno de las personas”.

El Comité de Operaciones de Emergencia Municipales (COEM) en su última disposición determinó la extensión de horarios de actividades y del transporte público, autorizó los eventos y fiestas académicas de lunes a domingo, cumpliendo los protocolos y medidas de bioseguridad con el 50% de aforo de ocupación de los mismos.

Deja un comentario