Por ser menor, solo le dan 6 años de cárcel a un asesino confeso de un adolescente

El menor aceptó ser autor del hecho por tal razón es que se le dio la sentencia máxima que establece la Ley para un menor infractor que es de 6 años de reclusión.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Luego de tres meses y medio del hecho y tras aceptar su culpa, el juzgado del menor, determinó sentenciar a seis años de cárcel a un menor de 16 años de edad, quien fue acusado de asesinar a S, F, R., de 16 años. Dentro del proceso también se tiene a dos personas mayores de edad que se encuentran con detención preventiva en el penal de Morros Blancos.

Recordar que el hecho , se conoció que el hecho sucedió el 30 de agosto del presente año donde la víctima fue  apuñalado, degollado y luego para hacer desaparecer el cuerpo el mismo fue quemado con llantas de goma por los sindicados en medio de una quebrada ubicada en el barrio de Morros Blancos.

Juan Aparicio, abogado de la familia de la víctima, aseguró  que mediante un procedimiento anticipado el menor aceptó ser autor del hecho por tal razón es que se le dio la sentencia máxima que establece la Ley para un menor infractor que es de 6 años de reclusión, la cual deberá cumplir en el centro Oasis.

“Cuando se trata de menores el Código niña, niño, adolescente, da una pena máxima de seis años entendiendo que puede ser recuperado para la sociedad y en tal motivo es que ahora se dictó la pena máxima y esperamos que para los otros dos sindicados que ya son mayores de edad puedan dar la misma sanción”, dijo Aparicio.

El profesional hizo conocer que se tiene muchos elementos de convicción para demostrar la autoría de los otros sindicados también, puesto que hubo varias personas que observaron el hecho y han declarado que antes de la muerte de la víctima se hubiese suscitado una pelea verbal.

“En la investigación que se realizó por el Ministerio Público y la Policía se tiene que la víctima es un menor de 16 años, que murió a consecuencia de un traumatismo encéfalo craneano grave, provocadas con objetos contundentes como un tronco o ladrillos. Se encontraba con quemaduras de tercer grado, y se recogió muchas evidencias como botellas vacías y rotas de bebidas alcohólicas que había en el lugar”, manifestó el jurista.

El entrevistado descartó que lo hayan rociado con alcohol, por lo que el personal de bomberos investiga, que tipo de combustible usaron para intentar desaparecer rastros del asesinato.

“El cuerpo se encontraba en posición decúbito dorsal, en medio de una quebrada, a 40 metros de la superficie.  El cuerpo había sido encontrado por su madre quien habría salido a buscarle”, finalizó Aparicio.

Deja un comentario