Capturan a un sujeto que intentó apuñalar a un menor y que robo una bicicleta

Los vecinos de la zona donde fue capturado este sujeto, reaccionaron de manera oportuna, y ataron de las manos a este individuo, quien hizo desaparecer el cuchillo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un sujeto con alto prontuario policial, que hace unos días había salido de la cárcel, fue sorprendido ayer en horas de la tarde esta vez con una bicicleta robada y asimismo un menor lo denunció por amenazas de muerte, ya que este individuo intentó apuñalar a este denunciante, quien con ayuda de vecinos de la calle Bolívar y Santa Cruz redujeron a este sindicado.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), alrededor de las 15.00 de este domingo, un sujeto de 20 a 28 años, fue aprehendido por robo y amenazas de muerte a un menor, el hecho ocurrió en la calle 15 de abril y Delgadillo.

“El sospechoso le dijo a la víctima, un menor de 16 años, que lo iba a apuñalar, mientras le robaba una bicicleta, este luego escapó, pero la víctima pidió ayuda a un motociclista que circulaba por el lugar, por lo que interceptaron al sospechoso en la calle Bolívar y Santa Cruz, donde los vecinos alertados por lo sucedido redujeron a golpes al sindicado”, dijo el informante.

Las personas que ayudaron a la víctima, desvistieron al delincuente, y le ataron las manos con su misma polera, mientras le daban patadas y puñetes; en tanto esperaban que la Policía llegue al lugar, por lo que una vez que dos uniformados se apersonaron en el lugar, abordaron al maleante a un vehículo patrullero y condujeron a la Estación Policial Integral de Moto Méndez (EP – I 3)

El prontuariado fue reconocido por la Policía, quienes evidenciaron que tenía varias cicatrices antiguas en su brazo, lo que lo identifica como un delincuente acostumbrado a realizar estos robos. El mismo había sido encarcelado hace unos días , pero por razones desconocidos salió del encarcelamiento y volvió a delinquir.

El robo

El Robo es un delito contra el patrimonio consistente en el apoderamiento de bienes ajenos, con intención de lucrarse, empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o intimidación en la persona. Son precisamente estas dos modalidades de ejecución de la conducta las que la diferencia del hurto, que exige únicamente el acto de apoderamiento. La mayor peligrosidad del robo, por el uso de esta fuerza o intimidación, justifica que la pena sea superior a la que se establece por el hurto. Dentro del robo hay dos modalidades distintas, una que se distingue por el empleo de la fuerza en las cosas y otra por la violencia o intimidación en las personas.

Deja un comentario