Ministro Lima: “En 14 años, al tener el MAS los dos tercios, tuvo mucha influencia en la justicia”

El Deber

El vicepresidente David Choquehuanca, en su discurso de posesión, señaló que había llegado la hora de despolitizar la justicia, ¿usted coincide con esa declaración?
Si. Desde el inicio de nuestro estado en 1825, hay muy pocos presidentes del Tribunal Supremo de Justicia que terminaron su gestión.

Cuando entraba un nuevo presidente cambiaba hasta el juez del pueblito más pequeño. 

Eso es parte de nuestra historia. Con los acuerdos de los dos tercios que se dan en 1993 se genera el primer criterio jurídico de consensuar la designación de los jueces y ahí hay que reconocerle al ex vicepresidente Luis Ossio como el generador de un proceso de acuerdos para llegar a nombrar magistrados y fiscal general por dos tercios. 

Entre 1993 y 2009, qué se hace en la Asamblea Constituyente entramos a una lógica del cuoteo partidario. Yo tengo un 20% en la Asamblea y tengo 20% en la justicia, era una repartija casi matemática. En 2006 hay una ruptura histórica que dirige el MAS.

Uno de los últimos actos del 2005 de los partidos políticos que hacían cuoteo fue dejar magistrados por 10 años, hasta el 2015. Entonces el MAS tomó una decisión de enjuiciarlos y la mayor parte de ellos se fueron, muchos de ellos.

Hay que tener cuidado con los dos tercios porque si bien uno pensaría que garantiza la absoluta democracia, también puede generar que las minorías puedan bloquear a las mayorías y congestionar la carga procesal y crear problemas, ahí vino el tema de la Constituyente. La elección de jueces por voto popular creo que ese es el elemento que marca un cansancio del país de que el presidente nombre a los jueces porque los dos tercios no funcionaron.

_Independencia, ¿es posible?
Ese problema de la independencia y la despartidización en la Constitución boliviana se soluciona con que ya no elijan los parlamentarios, ya no se cuoteen en esos porcentajes, sino que el pueblo elija y que la asamblea únicamente le de las opciones al voto popular, eso es el ideal, así se diseñó la Constitución,

No es una solución descabellada, se da en Japón, se da en Estados Unidos, se da en Suiza y es uno de los modelos. Se ha criticado mucho el voto popular pero no es un modelo que esté descartado, lo que ocurrió es que en pocos países un partido, el MAS, tenía dos tercios de votos. 

Se despartidiza justamente en ese nivel con una decisión que debemos tomar, que la han planteado Camacho, Mesa y Arce, los tres en la propuesta al país han dicho que se va a revisar la elección de jueces por voto popular porque han planteado que es un problema. Entonces eso tiene una postura de mi parte, pero no puede ser la única postura, yo creo que en este tema tenemos que debatir.

_Usted considera que se debe mantener la elección.
Sí, yo pienso que para la justicia de Bolivia debe seguir el modelo de voto popular ratificatorio, no el modelo de voto popular electivo, que tiene todos los problemas que han visto los bolivianos. Lo que ocurre en el mundo.

_¿Debería ser más del 50%?
En el modelo japonés tiene que ser mayoría simple, es decir el 50% más uno. El voto nulo tiene valor.

_Su propuesta implicaría que haya una participación masiva en las elecciones de jueces, ¿es así?
Mi propuesta es dejarle claro al país que cambiar el voto popular requiere de una reforma constitucional y abrir la CPE tiene riesgos, como meter la reelección presidencial, por ejemplo. Volver al debate del aborto, de la libertad de expresión. 

Mi propuesta en concreto es que formemos un consejo de 10 profesionales abogados constitucionalistas del más alto nivel posible del país, que le recomiende al país un informe técnico sobre la conveniencia de abrir la CPE en ésta materia de Justicia o encontrar una solución sin tocarla.

Los nombres que puedan ir a ese consejo los he estado trabajando y he estado hablando con algunos de ellos, tenga la seguridad que van a ser los más destacados constitucionalistas del país. Nos quedan tres años y meses para elegir nuevamente magistrados, entonces tenemos poco tiempo para hacer este ajuste.

_¿Cuánto influyó el poder político en la justicia durante 14 años de gobierno del MAS?
Yo le diría que en los 14 años, al tener el MAS dos tercios de votos, tuvo mucha influencia en la justicia. Tuvo la posibilidad de elegir personas que tengan una visión política parecida o afín. Pero eso no es extraordinario, si usted analiza el tema de Trump en Estados Unidos y ve la Corte Suprema americana, hallará jueces republicanos y jueces demócratas. 

En Suiza es obligatorio que los jueces digan en qué partido militan. Los jueces tienen derecho a tener visión política, pero su decisión debe ser independiente e imparcial, se debe basar en jurisprudencia, en leyes y en la CPE, no en la decisión del jefe de partido.

_El poder judicial no ha sido cambiado ni la Asamblea el MAS dejó sus dos tercios. Hay analistas dicen que incluso con Áñez, el MAS nunca dejó de gobernar, ¿qué opina usted?
El MAS ha tenido la Asamblea Legislativa y ha tenido, definitivamente, a los mismos magistrados elegidos por esa Asamblea Legislativa, al mismo fiscal. Si me pregunta ahí le diría que en el contexto que se ha vivido hubo una resistencia democrática en muchos órganos del Estado porque el MAS, el 10 de noviembre sufrió un golpe de estado.

Entonces, el MAS sufrió un golpe de estado, y hubo resistencia, tanto en la Asamblea como en algunos órganos del poder judicial. Eso ha quedado evidente, ha quedado claro.

_¿Será por eso que gana el MAS e inmediatamente los jueces empiezan a liberar a montón de exautoridades, les quitan mandamientos de aprehensión y todo eso?
Yo creo que hay que diferenciar el abuso y la arbitrariedad con el restablecimiento del derecho. Cuando se dieron las acusaciones contra Evo Morales y sus exministros se dio una figura inconstitucional en nuestro país.

Para que lo persigan a usted con un mandamiento de aprehensión, primero tienen que notificarlo previamente, tiene derecho constitucional a ser oído antes de que te ejecuten cualquier medida de coerción contra la libertad.

Todos ellos estaban fuera del país, pese a que varios no salieron de La Paz, técnicamente estaban en México, Evo estaba en Argentina. La Fiscalía no hizo ese trabajo, por lo tanto vició de nulidad todas las actuaciones. Fue una decisión de rabia, de furia de (Arturo) Murillo que los obligó a que sigan ese procedimiento urgente. Fue mal asesoramiento, publicaron edictos o sacaron órdenes de aprehensión directamente

En Bolivia, durante la dictadura de Jeanine Añez había una presión muy fuerte sobre los jueces, le puedo poner el ejemplo del juez Huacani, que horas antes de entrar a la audiencia del exministro de Salud que compró los respiradores con sobreprecio fue aprehendido. Averiguadas las cosas, ningún juez y ningún fiscal dio la orden. Fue el señor Arturo Murillo que lo había hecho.

Desapareció el poder de Murillo, que los tenía amenazados y los jueces empezaron a actuar correctamente, yo lo veo de esa manera.

_¿En Bolivia se detiene antes de procesar?
Sí, la detención preventiva es la regla y no la excepción.

_¿Y cómo cambiará eso?
Hemos visto de la conveniencia de las manillas electrónicas para evitar que la gente vaya a la cárcel. Pero hay otras opciones y otras alternativas que se han ido dando, el abuso de la detención preventiva está generando muchas veces un daño a la integridad y a la reputación de las personas.

_¿Y eso se puede cambiar rápidamente?
No podemos tener jueces transitorios hay que institucionalizar al 100% de ellos, acabar con los jueces transitorios, eso vulnera los derechos de usted y de los bolivianos como ciudadanos. Debemos tener un sindicato fuerte que defienda a sus jueces y que pueda hablar directamente conmigo y con todas las autoridades para defender la independencia de los jueces y, finalmente, los medios y la población para visibilizar los casos de abuso en los que los jueces no actúan en forma independiente.

_El sistema carcelario está colapsado porque hay personas que pasan años sin una sentencia, ¿qué se puede hacer?
Le he pedido al ministro del Gobierno que la dirección general de régimen penitenciario pase al Ministerio de Justicia. Yo creo que si algo tiene que funcionar en este país en forma integral es el tema de justicia y derechos humanos en las cárceles de Bolivia. Esa instancia no tiene nada que hacer en el Ministerio de Gobierno.

_¿Qué pasos hay que dar?
Lo primero es que Defensa Pública funcione de una forma más eficiente. Voy a buscar ese presupuesto para fortalecer Defensa Pública para que el boliviano que no tiene para pagar abogado no esté en la cárcel por pobre.

_¿Cambiar fiscal general?
El fiscal general fue elegido por dos tercios de voto de la Asamblea y Juan Lanchipa está en funciones. Tiene un mandato constitucional y debe terminarlo.

_El Código de Procedimiento Penal que estaba listo fue abrogado por una decisión de Evo, ¿se retomará con Arce?
Primer tema ya definido, separar códigos. El penal que define delitos tomará su tiempo, tal vez mucho más y se socializará con todos los sectores. Mi agenda es priorizar que se reponga en lo inmediato el Código Procesal Penal, pero con socialización y con difusión masiva del mismo.

_Usted dice que en lo político su agenda depende mucho de los dos tercios, entonces realmente digamos que la oposición puede frenar bastante más que en la anterior gestión los planes que usted pueda tener. ¿Cómo se va a trabajar eso?

Tengo mucha confianza en que hay gente valiosa en las bancadas opositoras

_¿Este ministerio promverá el tema de aborto y la relación entre el mismo sexo, matrimonio igualitario?
Definitivamente yo creo en la vida desde el momento de la concepción, no desde el nacimiento. Es algo que defenderé como ministro o en cualquier cargo.

Y esa postura es la que tengo, pero sí tengo el firme convencimiento, también, con la misma firmeza que una mujer que está en una situación de dolor tan profundo como es el quitarle la vida a su hijo, no podemos sancionarla penalmente. Si algo dijo el Papa Francisco es que el momento de mayor solidaridad con esa mujer es cuando tiene que tomar esa decisión y el Estado tiene que darle todas las condiciones para que su decisión sea libre.

_¿Promoverá la adopción como una estrategia para evitar el aborto?
Para mí ese es el tema uno de mi agenda. No tiene sentido que tengamos 15.000 niños en hogares sin posibilidad de ser adoptados; hemos estado en los últimos dos años con cero adopciones, eso es una violación absoluta de los DDHH. 

Si tenemos asociaciones de animalistas que piden la adopción de perritos, cómo no podemos tener un pueblo boliviano tan solidario que no pueda darle derecho ni familia a 15.000 niños. Somos 11 millones de bolivianos.

_¿Y matrimonio igualitario?
Ese tema está en el TCP, por eso no me voy a pronunciar.

_¿Hay presos políticos?
En el país todavía tenemos presos políticos y estamos trabajando para que no quede ni uno solo.

Deja un comentario