Insultan y agreden al “Tata Quispe” cuando confirmaba su candidatura en plaza Murillo

Erbol

El exdiputado Rafael Quispe fue insultado y agredido por parte de militantes del MAS, quienes rechazaron su presencia en Plaza Murillo cuando iba a lanzar su candidatura a la Gobernación de La Paz.

Cuando Quispe hablaba con los medios, varias personas se acercaron de manera hostil rodeando a Quispe y sus seguidores. Hubo gritos, insultos, acusaciones de “asesino” y “traidor”, pero además arremetieron violentamente para agredir a Quispe.

El candidato a gobernador recibió algunos golpes y hasta la robaron su sombrero. Sus seguidores se enfrentaron físicamente contra las personas que atacaron al “Tata”.

Quispe dijo que no tiene miedo, no lo amedrentarán y que seguirá su candidatura para gobernador. Dijo que la actitud del MAS es contraria a la Constitución y las leyes, porque vulnera los derechos a la libre tránsito y de expresión.

El “Tata” dijo saber a qué se está metiendo. Señaló que vive en El Alto y que “uno por uno se puede entender”, pero rechazó que le ataquen en montonera.

Indicó que, con el robo de su sombrero, se observa la actitud de los militantes del MAS que son capaces de agredir para llevarse una prenda de Bs50.

Respecto a las acusaciones de traidor”, Quispe dijo que quien traicionó al sector popular es el Gobierno del MAS, que no tomó en cuenta a hombres de casco o mujeres de pollera para el gabinete.

Sobre la acusación de asesinato en Senkata, el exdiputado respondió “Dios mío perdónalos” y recordó que èl no era comandante ni ministro en ese entonces.

Defensoría se pronunció 

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo condenó las agresiones verbales y físicas en contra de Rafael Quispe.

“Reprochamos la actitud de la Policía Boliviana que se mostró pasiva frente a este hecho, y recordamos que toda persona es libre de emitir su opinión y ese derecho no puede ser coartado por diferencias ideológicas”, agregó.

Deja un comentario