Denuncian ola de robos en el mercado Central, se llevan a diario bicicletas y celulares

Los locatarios aseguraron que son familias de delincuentes que operan en este abasto, donde aseguran que los guardias no cumplen su trabajo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Los robos en el mercado central de la ciudad de Yacuiba, dejan mucho que desear al trabajo que realiza la intendencia, el municipio y los guardias que vigilan el lugar, debido la ola de robos que suceden en este lugar, donde varias locatarias fueron víctimas de robos de celulares, bicicletas, utensilios, etc.

De acuerdo a lo que dijo la locataria, Vicenta Pinaya, en los últimos días se registraron varios robos, lo que deja preocupadas a las comerciantes, quienes piden a la alcaldía de que realice un trabajo acorde a las necesidades que tienen para resguardarse, ya que aseguran que el personal que guarda el lugar, no realiza un trabajo óptimo.

“Debo decir y lamentar que los jóvenes que hacen guardia aquí, no hacen un buen trabajo, están un rato, y luego se pierden. Están como comadres charlando, son guardias de verdad, no están haciendo su trabajo”, dijo Pinaya.

La denunciante refirió que son familias delincuenciales, que esperan cualquier distracción para apoderarse de las pertenencias de las víctimas.

“Se llevaron cuatro bicicletas, se llevan celulares, robaron hasta las licuadoras, tacitas, solo falta que se lleven hasta nuestros focos.  Están esperando que nos distraigamos, se hacen pasar como si fueran compradoras”, narró la víctima.

La fémina dijo que también en la noche las cámaras que vigilan el mercado en la mañana, en la noche se desactivan, ya que no existe ninguna persona que pueda controlar este sistema, por lo que piden a la alcaldía designar a un funcionario dedicado solo a administrar el sistema de seguridad día y noche.

“En las noches aprovechan en robar, porque no hay nadie que cuide el mercado, las cámaras están apagadas, no tenemos a quien reclamar. Se siente la ausencia del alcalde, intendente, solo saben cobrar alquileres, meter presos a inocentes, pero no tener la dignidad para hacer un trabajo decente”, señaló la comerciante.

 

Deja un comentario