Un bagayero muere ahogado en el río, intentaba cruzar con mercadería de Argentina

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un hombre que se encontraba cruzando el río Bermejo con mercadería falleció ahogado, cunado al momento de llegar al medio de la rivera perdió el equilibrio por el peso de la carga. El hecho sucedió en horas de la mañana de ayer, donde sus familiares lo reconocieron y recibieron el cuerpo del fallecido, quien será enterrado hoy.

Según informó preliminarmente, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Bermejo, Andrés Bernal, , un hombre de 56 años de edad que se encontraba cruzando mercadería desde la Argentina a Bermejo se ahogó en el río. Luego de varias horas de búsqueda se logró dar con el cuerpo ya sin vida del hombre para luego entregarle a su familia y le den la cristiana sepultura.

“En primera instancia se conoce que el hombre radicaba en la ciudad de Aguas Blancas (Argentina), sin embargo, tenía nacionalidad boliviana y aparentemente se dé dedicaba a ser bagayero. El informe del médico forense de turno, indica que el hombre falleció por ahogamiento por sumersión”, dijo Bernal.

Según el entrevistado esta persona fue encontrada por efectivos de la Policía a orillas del rio Bermejo, mismo que tenía sus documentos en sus prendas de vestir, es así que se pudo identificar a la persona y dar aviso a sus familiares.

Asfixia por ahogamiento

La muerte por sumersión se produce al respirar el sujeto bajo el agua o por perder la respiración bajo ésta (siendo más frecuente la primera variedad). Puede ser completa, cuando la persona está totalmente sumergida e incompleta, cuando la sumersión sólo afecta a la boca y orificios nasales.

El ahogamiento se produce cuando una persona es incapaz de respirar porque los órganos que suministran aire al cuerpo están sumergidos en un líquido. El concepto de ahogamiento puede referirse al ahogamiento ya sucedido o al que esté sucediendo en el presente. El proceso de ahogamiento puede resultar en muerte o ser interrumpido por algún tipo de auxilio.

 

Deja un comentario