Consecuencias del Impuesto a las ganancias y reducción del IVA

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El Andaluz consultó a un economista experto sobre las primeras medidas de Luis Arce como presidente, el candidato electo de Bolivia, anunció que sus primeras gestiones involucran un bono de mil bolivianos, reducción al impuesto del valor agregado (IVA), impuesto a las grandes fortunas, y en lo posible no devaluar la moneda.

No se devaluará la moneda aseguró Miguel Navajas, economista tarijeño, sería una medida desacertada tanto económica como social, devaluar la moneda significaría que el diésel constaría más, la subvención representaría mayor gasto y los precios (como el pan) serían mayores “no hay negocio”, si fuéramos un país con altos ingresos turísticos sería posible, así nos convertiríamos en un lugar donde turistas gastan su dinero, pero tampoco es el caso, explicó.

La medida de devaluar la moneda no funciona en Bolivia asegura Navajas, esa medida se realiza para tener precios competitivos, pero no tenemos una producción acorde a la realidad para hacerlo, los precios subirían en el mercado interno y se generaría inestabilidad a nivel local, tal vez en otra economía se podría considerar la medida.

A pesar de que reconoció al boliviano como una moneda fuerte, admitió que Luis Arce, advirtió que no conoce la situación en la que se deja al país.

En cuanto al impuesto a las grandes fortunas significa que personas con alto nivel capital pagarán cierta cantidad al Estado, este impuesto es algo que se plantea en varios países tras la pandemia, sin embargo, los impuestos en Bolivia a las personas que generar ingresos millonarios no son iguales a otros países son mucho menores o inexistentes, aclaró Navajas.

También negó que las personas con grandes fortunas se vayan del país, ya que cualquier otro lugar cobraría a esas personas tasas que son superiores a Bolivia, la única forma sería ilegal en los conocidos paraísos fiscales.

Sin embargo, el economista admitió que no se planteó cuanto será el porcentaje del impuesto a las grandes fortunas ni cada cuanto se cobrará, aclaró que según lo que se conoce se aplicará a personas que tengan un capital superior a los cinco millones de dólares.

El impuesto al valor agregado, conocido como IVA, será reducido del 13% actual al 8%, es decir se tendrá un 5% de descuento, sin embargo, no será en todas las transacciones, sólo serán en las compras a través de tarjeta débito y tarjeta de crédito, lo que significa que el MAS busca que las personas “formalicen su economía” se bancaricen.

Esta medida supone un reto y se espera funcione, porque los bancos estarían captando mayor dinero a través de sus transacciones, la población tendría un descuento significante que representa un ahorro y los bancos pagaran mayor impuesto, ya que las personas utilizarían mas sus servicios.

Navajas explicó que esta medida podría funcionar, el gran reto es que las personas logren bancarizarse y adherirse a una economía más formal.

Para finalizar Miguel Navajas apuntó al bono como una medida que ayudará mucho a las personas que entraron en el nivel de extrema pobreza, que según declaró son el 30% d de la población, para las personas con bajos ingresos los mil bolivianos representará un alivio significante en su economía.

 

Las medidas de Luis Arce

La reincorporación de la distribución de ingresos, como el pago del Bono Contra el Hambre, de 1.000 bolivianos, la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la devolución impositiva y el cobro de impuestos a «grandes fortunas” están entre las primeras medidas que aplicará el presidente electo Luis Arce Catacora, apenas asuma el poder.

“Las primeras medidas económicas que vamos a aplicar para salir de esta crisis será el bono contra el hambre de 1.000 bolivianos, luego vamos a impulsar y enviar a la Asamblea tres proyectos de ley, que tienen que ver con la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para pagos con tarjetas de crédito del 13% al 8%. Vamos a impulsar la devolución del IVA para las personas de bajos ingresos”, anunció Arce en una entrevista con Gigavisión.

Arce explicó que planteará el impuesto a las grandes fortunas, el monto al que se aplicará recién se definirá. Por ejemplo, se puede aplicar al patrimonio personal de cinco millones de dólares, que pueden sumar entre los bienes inmuebles, muebles e ingresos.

Mencionó que el monto está en evaluación, que puede ser entre cinco y 10 millones de dólares como patrimonio personal, en el que no necesariamente se sumarán los ingresos de la cónyuge, sino será personal, pero eso es un tema que se evaluará.

“El porcentaje es algo que irá en ascenso, la alícuota inicial recién se calculará, lo que pasa es que como no tenemos el acceso a la información como para tener un cálculo más preciso, lo vamos a hacer inmediatamente entremos al Gobierno. Son datos que están en el Ministerio de Economía, por tanto, no puedo decir el porcentaje, eso dependerá de una curva que irá en ascenso y también del patrimonio que uno tenga”, anticipó durante la entrevista.

Arce también lamentó que el Gobierno de transición haya destruido la economía y que ahora se vean indicadores que estén peor que en la época de la UDP, por tanto, entre sus primeras tareas está la “reconstrucción”.

“Hay que ver, yo creo que los indicadores económicos han empeorado mucho, las reservas han caído demasiado. Ni en la UDP estuvimos con esos niveles peores de crecimiento en un -11% de tasa de recesión, con una triplicación en la tasa de desempleo de 4% a 12%. Son indicadores que me asustan, es la primera vez que estamos viendo. Esto realmente es muy preocupante y la gente no se ha dado cuenta de la crisis que vamos a tener”, respondió ante la consulta sobre si se considerará la devaluación de la moneda.

 

Deja un comentario