Un motochorro apuñala a un joven de 26 años en la puerta del cementerio

El sospechoso escapó con su cómplice en una motocicleta, el hecho sucedió en el barrio San Roque, en el ingreso principal al cementerio General.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un joven que se encontraba retirándose a su domicilio, ayer en horas de la noche en el barrio San Roque, fue asaltado por motochorros, donde estos le robaron un celular y además le apuñalaron en el glúteo izquierdo, por lo que fue llevado por vecinos al hospital San Juan de Dios (HSJDD), donde los galenos lo internaron y se prevé sea dado de alta en las próximas horas.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), se conoció que al hospital ingreso un joven herido con una lesión punzocortante en la región del glúteo izquierdo, provocado por dos asaltantes en la puerta de ingreso al cementerio General del barrio San Roque.

“El joven de 26 años llegó con una herida punzocortante de 4 centímetros, y de profundidad de 3 centímetros.  Se estaba desangrando, por lo que lo intervenimos de inmediato en emergencias, la víctima se encontraba lamentablemente con efectos del alcohol, por lo que llamamos a la Policía para que intervenga en el caso”, dijo el galeno de turno de este nosocomio.

Según indicó la víctima, esta persona se habría embriagado en el domicilio de su amigo , en inmediaciones del barrio 4 de julio, donde tomaron hasta la madrugada festejando un cumpleaños, por lo que al transitar por la puerta del cementerio dos sujetos en una moto lo intervinieron en su camino.

“Uno de los asaltantes bajo de la moto, le golpeó en la cara a la víctima, quien ponía resistencia, por lo que el asaltante sacó un cuchillo de la cintura de su pantalón, y le asesto en el glúteo lado izquierdo, provocando la víctima se debilite, por lo que le robaron un celular y la suma de trecientos veinte bolivianos (bs320)”, dijo el informante policial.

La víctima por su estado no sentía el dolor, por lo que tuvo que intervenir un vecino, que lo vio sangrando. Este llamó a otras personas que viven por estas inmediaciones, quienes no dudaron y lo llevaron en un motorizado hasta el hospital, donde los galenos lo estabilizaron, ya que se encontraba grave.

 

 

Deja un comentario